30 de Nov de 2022

Cultura

BID crea herramienta para la gestión de casos de violencia sexual basada en género

El 34% de las mujeres de 15 a 49 años de América Latina y el Caribe ha sufrido violencia física o sexual alguna vez en su vida, según el banco

BID crea herramienta para la gestión de casos de violencia sexual basada en género
La violencia contra las mujeres y las niñas se agravó a raíz del brote de covid-19.Shutterstock

Con el propósito de eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) creó la herramienta técnica: Estándares y herramientas para la gestión de casos de violencia sexual basados en género.

A través de la herramienta se brinda orientación general que permite implementar estrategias de gestión en casos de víctimas de violencia sexual basada en género (VSBG) en toda su diversidad, para garantizar el acceso a servicios de manera expedita, planificada, ética y coordinada interinstitucionalmente.

El documento enfatiza la responsabilidad de apoyar a las sobrevivientes a navegar entre los distintos sistemas y procesos de atención, reconociendo que el tránsito entre las distintas instituciones está altamente influenciado por múltiples barreras institucionales, sociales, económicas y culturales que limitan el acceso a servicios y recursos requeridos.

“El objetivo principal de la gestión de casos de VSBG es optimizar el funcionamiento de las sobrevivientes con servicios de calidad de la manera más eficiente y eficaz, atendiendo sus múltiples y complejas necesidades”, reseña el BID, en el documento.

La herramienta técnica puede ser usada por el personal de instituciones gubernamentales y no gubernamentales que ofrecen servicios a mujeres en toda su diversidad. Asimismo, por personal de instituciones participantes en redes locales y nacionales de referencia para mujeres sobrevivientes de violencia.

Los criterios de selección de las sobrevivientes estarán sujetos a las normas de cada institución. Por ejemplo, el BID indica que una organización puede decidir enfocar la gestión de casos en los sobrevivientes que presentan una o varias de las siguientes características o condiciones:

Mujeres en situación de alto riesgo para sí mismas y sus hijos u otras personas cercanas, en la que su seguridad esté comprometida, e independientemente de si desea interponer una denuncia.

Mujeres con perfiles de casos complejos, con múltiples necesidades inmediatas, incluyendo en los que hay niños u otras personas cercanas involucradas, mujeres que se encuentran en pobreza extrema, sin un lugar donde vivir, migrantes en países de origen y tránsito, afectado por emergencias ambientales o sanitarios, residentes en áreas con presencia del crimen organizado.

Mujeres con múltiples condiciones asociadas a trauma severo/crónico, a intersecciones entre distintos estigmas y discriminaciones, que suelen presentar necesidades diversas y concurrentes.

Mujeres afectadas por cualquier tipo de violencia que presenten necesidades de atención en otros servicios ofrecidos dentro de la misma institución (salud sexual y reproductiva, autonomía económica, atención de adolescentes, atención infantil).

Para el BID, las víctimas de VSBG, para ser atendidas, requieren de distintos servicios que pueden ser ofrecidos por una o varias instituciones y que se extienden en diferentes momentos en el tiempo. De ahí que resulte pertinente diseñar e implementar estrategias para la gestión de casos de VSBG, pues la atención de cada sobreviviente sigue una trayectoria particular que debe ser administrada o gestionada”.

Señaló que la gestión de casos es clave para garantizar la continuidad y la capacidad resolutiva de la atención, así como para asegurar resultados de mediano y largo plazo en las sobrevivientes que acuden a los servicios.

“El tema toma mayor relevancia cuando en América Latina y el Caribe, el 34% de las mujeres de 15 a 49 años ha sufrido violencia física o sexual alguna vez en su vida”, puntualizó el BID.