Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Farándula

Un sello inmortal

De acuerdo a nuestro gusto y personalidad, escogemos ciertas prendas que nos hacen sentir más cómodas, seguras y confiables

Un sello inmortal
Un sello inmortal

La ropa es un fiel reflejo de la personalidad de cada mujer. Existen variados estilos que las diferencian de las demás, hay quienes les encanta llevar un estilo bohemio, otras más conservadores y clásicos, están los urbano, glam, roquero, hipster, punk, los más seductores y sexys, los creativos y los más elegantes. Pero, ¿sabe realmente con cuál de estos estilos se identifica? Si contesta que se siente atraída por con alguno de ellos, de alguna manera ya está definiendo su estilo.

La realidad es que todos tenemos nuestro propio sello. Es imposible ver a una persona que vista de roquera un día y al otro día cambie su a bohemio. Si existe una persona que haga esto entonces quiere decir que es una persona que le encanta seguir la moda, pero se trata de alguien sin personalidad. Lo cierto es que definir nuestro propio estilo es aceptar quiénes somos, este estilo es el que hace que la gente nos recuerde.

Como bien decía la reconocida diseñadora de moda francesa, Coco Chanel ‘La moda es pasajera, el estilo es para siempre’. Desde luego que estaba en lo cierto, el estilo refleja nuestros gusto, nuestra personalidad y nuestra manera de ver la vida.

Lo que distingue a una persona, se ve en la manera de llevar las prendas al vestir, su tipo, clase de tela, texturas, cómo se las combina entre sí, los colores de éstas y cómo contrasta. Así lo define la asesora de moda Marianela Lacayo, quien dice además que existen otros elementos que le ayudarán a crear un estilo propio como los accesorios y complementos. También le define su estilo, el largo, cortes, peinados y colores del cabello. Y por último el maquillaje, qué tanto se maquilla, cada cuánto, los colores y efectos.

La especialista, que es propietaria de Porte Imagen Personal & Profesional, una consultora en imagen personal, manifiesta que todos estos elementos proyectan la marca personal, que define los gustos muy personales de cada quien, su manera de pensar, su cultura, profesión, estatus y aspiraciones, entre otros.

PARA COMENZAR

La experta destaca además que al momento de definir nuestro estilo, el atuendo en general debe ser un complemento de nuestra proyección personal, es decir, no debe resaltar más que nuestra persona. ‘Los demás deben ver con equilibrio y armonía el atuendo, para que recuerden a la persona y no solo el color, el accesorio o el peinado que llevaba’, dice Lacayo.

Otra forma de crear nuestro propio estilo personal es conocer de forma muy objetiva que le quedaría bien y no a nuestro cuerpo. Todos tenemos fortalezas y tenemos que centrarnos en ellas.

PÁGINA 3D