Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Mia Voces Activas

Tatiana Crespo: 'El principal reto para una mujer es ser mamá y una profesional exitosa'

Empezó la carrera de medicina a los 18 años en la Universidad Latina de Panamá y se especializó en Medicina Antienvejecimiento en la Universidad Complutense de Madrid, España. Explica cómo las mujeres se profesionalizan en este y otros campos que antes eran exclusivos para hombres

Tatiana_Crespo__El_principal_reto_para_una_mujer_es_ser_mama_y_una_profesional_exitosa-0
La doctora es especialista en Medicina Preventiva, Antienvejecimiento y Nutrición.Larish Julio | La Estrella de Panamá

Especialista en Medicina Preventiva o Antienvejecimiento y Nutrición. La doctora Tatiana Crespo Arias relata que empezó su carrera a los 18 años en la Universidad Latina de Panamá y al terminar se especializó en Medicina Antienvejecimiento en la Universidad Complutense de Madrid, España. Conociendo que la medicina preventiva está ligada a la alimentación saludable decide estudiar Nutrición en la Universidad de Nueva York, Estados Unidos. Al regresar a su tierra natal, Panamá, a finales de 2017, brinda servicios profesionales en dos instituciones públicas del país para poder obtener su idoneidad como médico. “Primero trabajé durante un año en el Hospital Santo Tomás y después me brindaron la oportunidad en el Ministerio de Salud en el distrito de Chepo, también por un año”, dijo. Actualmente trabaja en el Hospital Pacífica Salud, donde comparte consultorio con su padre, el doctor Luis Daniel Crespo, aunque aseguró que pronto se mudará para el nuevo hospital The Panama Clinic, donde ayudará a los pacientes a recuperar su calidad de vida, lo que será uno de sus mayores retos. La doctora resalta cómo hoy las mujeres se profesionalizan en el campo de la medicina y en otros que antes eran exclusivos para hombres. Además, comenta por qué es tan importante la medicina preventiva, tanto para hombres como para mujeres, y aconseja llevar una alimentación correcta para tener una vida saludable y prolongada.

¿Considera que hay igualdad de oportunidades para el hombre y la mujer en el campo de la medicina?

No he visto diferencias. De hecho, en la universidad donde estudié la mayoría de los estudiantes eran mujeres y en los hospitales donde he trabajado habían muchas funcionarias que laboraban a la par de los hombres. Considero que sí hay igualdad de oportunidad en este campo. Cada vez, más mujeres se profesionalizan en esta rama y en otras que antes eran exclusivas para hombres.

¿Qué retos enfrenta la mujer hoy?

Probar que sabe y puede hacer de todo igual que el hombre. Las mujeres somos muy capaces y creo que tenemos más retos y obligaciones que los hombres. Por ejemplo, hay muchas mujeres que estando embarazadas persiguen sus sueños de alcanzar una profesión y si están casadas tienen que llegar a atender a los hijos, al esposo y al hogar y pueda que el hombre también ayude con estas responsabilidades pero somos nosotras las que al final cargamos con ellas y se nos hace difícil encontrar ese balance. Yo aún no soy mamá, así que no puedo contar una experiencia como tal, pero me imagino que es difícil para una mujer profesional tener un equilibrio en el hogar, con los hijos, esposo y el trabajo.

Respecto a la medicina preventiva, ¿cómo se aplica?

Este tipo de medicina, totalmente diferente a la tradicional, se enfoca en proporcionar salud y prevenir enfermedades a medida que la persona avanza en edad. Retrasa el proceso del envejecimiento, prolonga más años de vida manteniendo su energía, vitalidad, salud fuerza y fuerza.

¿Cómo visualiza a Panamá en cuanto a medicina preventiva?

A Panamá le falta mucho en medicina preventiva. Es importante que los médicos, aparte de tratar la enfermedad también busquemos la causa. Cuando un paciente tiene la presión alta, en muchas ocasiones solo le recetan el medicamento y ya, en vez de educarlo sobre qué es lo que está haciendo mal y cómo puede llevar una mejor calidad de vida. La población a nivel mundial está muriendo por enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, obesidad, hipertensión) y nuestro país no escapa de esa realidad.

Frente a ese escenario, ¿qué papel juega la alimentación?

La alimentación es uno de los pilares más importantes en este tipo de medicina porque todo lo que ingerimos es nuestro principal medicamento. Tenemos que mantener una alimentación que incluya todos los grupos alimenticios (frutas, vegetales, carbohidratos, grasas saludables y proteínas con todos los nutrientes) para evitar cualquier deficiencia en el organismo.

¿Qué pasa si no desayunamos?

Hay muchas teorías sobre el tema. Antes se decía que el desayuno era el alimento principal del día, pero en realidad eso es muy individual de cada quien. Se recomienda a toda persona desayunar para que a la hora del almuerzo no se esté muriendo de hambre y no se sirva una porción mayor de la adecuada. Ahora está muy de moda el ayuno intermitente y es un buen método de pérdida de peso y no afecta negativamente al metabolismo. Incluso la restricción de calorías prolonga años de vida, pero este tipo de alimentación no es para todo el mundo. En el caso de los diabéticos tienen contraindicado este tipo de alimentación. El plan alimenticio debe ser acorde a cada persona.

“Durante un año trabajé en el Hospital Santo Tomás y después me brindaron la oportunidad de prestar mis servicios en el Ministerio de Salud en el distrito de Chepo, también por un año”.

¿Como hacer un balance entre el trabajo y llevar una buena alimentación?

Es muy difícil lograrlo principalmente cuando uno está en el trabajo. La mayoría de las personas que laboran siempre optan por lo más rápido y estos alimentos no brindan una dieta saludable, ya que poseen azúcares y calorías que ayudan a aumentar de peso lo que ocasiona obesidad y diabetes. Lo más recomendable es llevar meriendas saludables de la casa. No picar snaks ni sodas. Y tomar mucha agua. Si va a comer en la calle, que las opciones sean más saludables o que lleve comida preparada de la casa.

¿Existe alguna enfermedad asociada al envejecimiento?

La enfermedad asociadas a la edad es la obesidad, un problema grande en Panamá y en todo el mundo. Da envejecimiento precoz porque está asociada a la presión alta (hipertensión), la cual está vinculada a mayor riesgo de infarto o derrame. La obesidad también aumenta el riesgo de diabetes y si no nos cuidamos esta tiene complicaciones de alto riesgo que al final las personas tienen pérdida de la visión, las extremidades. La obesidad es la raíz de todas las enfermedades no transmisibles.

Y el alcohol, ¿qué tan dañino puede ser?

El alcohol influye negativamente al metabolismo porque es un tipo de caloría vacía; es decir, no aporta ningún beneficio nutricional al cuerpo. Hay personas que dicen que hacen ejercicio todos los días y que se alimentan bien, pero todos los fines de semana toman licor y no se dan cuenta de que este aumenta las calorías. No digo que eliminemos el alcohol por completo, pero sí hacerlo con moderación, así como también la alimentación.

¿Qué rol cumplen las cremas antienvejecimiento?, ¿realmente ayudan?

Todo depende del componente de la crema, pero sí hay muchas que ayudan. Está muy de moda el colágeno oral, aunque existe controversia a favor y en contra del colágeno, ya que muchos estudios afirman que sí ayuda a mejorar la apariencia de la piel, cabello, las uñas, mientras que otros dicen que se necesita más evidencia sobre el caso.

Cambiando de tema, hábleme de su familia...

Somos cuatro hermanos, tres hombres y una mujer. Mi hermano mayor es financista, el que me sigue estudió publicidad y el más chico está por graduarse de la universidad y está estudiando matemáticas con estadísticas computacionales. Mi papa es cirujano plástico, él y yo hacemos un gran equipo como médicos. Mi mamá es comunicadora social.

¿Cuál es su sueño o meta?

Mi sueño es tener mi propia clínica que, de hecho, se llamará Lifelong Clinic, desde donde ayudaré al paciente a prolongar sus años de vida aplicando la medicina preventiva.