Temas Especiales

04 de Jul de 2020

Mia Voces Activas

'La mujer ha demostrado que es capaz de hacer todo lo que se propone'

Con una vasta trayectoria en el mundo de las telenovelas, la actriz, que se encuentra en México grabando la segunda parte de la serie 'Falsa identidad', nos comenta sobre el reestreno de la telenovela 'Marido en alquiler' por las pantallas de Telemundo Internacional

Sonya Eleonora Smith Jacquet, 1971, es una actriz venezolano-estadounidense de telenovelas, cuyo desenvolvimiento ante las cámaras la ha posicionado en una industria cada vez más competitiva. Aunque nació en Filadelfia, Estados Unidos, Sonya se mudó a Venezuela desde muy pequeña, de manera que vivió y creció entre dos culturas. En una entrevista vía telefónica con MIA Voces Activas, Smith admitió que se siente “muy afortunada de tener lo mejor de ambos países”. Ahora se encuentra en ciudad de México grabando la segunda parte de la serie “Falsa identidad” y aprovechó para contarnos sobre el reestreno de la telenovela “Marido en alquiler” por las pantallas de Telemundo Internacional. “Tras haber obtenido múltiples nominaciones y grandes reconocimientos, “Marido en alquiler” regresa siete años después para revivir el éxito de la historia de la vida de Griselda (Sonya Smith), una mujer humilde, valiente y de buen corazón que ejerce el rol de handyman (personal de mantenimiento) para sostener a sus tres hijos”, explicó la actriz muy emocionada. A la vez, nos habló del amor en las diferentes etapas de la vida, de cómo la actuación ha evolucionado y cómo visualiza a la mujer del mañana.

Sonya Smith, actrizCedida

“Marido en alquiler” tuvo su estreno en el año 2013, ¿por qué Telemundo decide revivir esta telenovela siete años después?

La telenovela, cuando tuvo su estreno en otros canales de televisión, fue muy bien recibida por el público. Siete años después de su estreno, imagino que Telemundo Internacional decide estrenar este proyecto por primera vez. Recordemos que el siete es un número cabalístico, cada siete años se generan cambios a todo nivel, que mejor que con “Marido en alquiler”. Se trata de una propuesta diferente, muy light, además de que tiene comedia, drama, amor, es una telenovela que no genera violencia. Considero que había que volver a introducir este género que había sido desplazado por otras temáticas como acción y violencia. Es mi humilde opinión.

¿Ha sido esta telenovela con la que ha obtenido mayor reconocimiento y éxito?

No podría decir eso. Aunque ha sido una telenovela muy exitosa, y muchas personas me recuerdan por ese proyecto, también he tenido la gran fortuna de hacer otros proyectos que han calado muy bien, como ¿Dónde está Elisa?, la cual era una temática diferente porque tenía drama, estaba basada en hechos reales; incluso hace muchos años también estuve en un proyecto que me lanzó a la internacionalización, que fue “Cara sucia”. He tenido la oportunidad de trabajar en muchos proyectos y todos muy diferentes, que en lo personal me han dado una gran satisfacción y creo que han calado muy bien en el público.

“Pienso que la vida te va llevando por rumbos o situaciones que tu inconscientemente vas creando, y eso de una u otra forma se va a manifestar”

¿Cómo se invita al público a revivir una producción?

Los invitaría diciéndoles que en esta producción van a reír, van a llorar, porque hay diferentes hilos conductores y muy interesantes, con personajes como Griselda, una madre soltera que lleva hacia adelante a toda su familia. Es una mujer que, como sucede en muchos países latinoamericanos, saca adelante a sus hijos y creo que por ese lado se pueden identificar. Es una historia que habla del amor en diferentes clases sociales, que es genuino y real, en donde las clases sociales pasan a un segundo plano porque en realidad estás enamorando de la persona, no del estatus. Creo que es una novela muy bonita porque tiene ingredientes como comedia, los personajes están interpretados de una manera maravillosa, es un momento para dejarse llevar por el amor y la podrán disfrutar en familia.

Tu personaje enfrenta varios retos en la vida, ¿cuánto coincide tu personaje contigo misma y que has aprendido de ella?

Griselda es una mujer muy luchadora y no se detiene ante los retos que le presenta la vida y aunque ha habido momentos que de repente se han visto de forma complicada, siempre va hacia adelante. En eso nos parecemos mucho Griselda y yo, me gustaría tener las capacidades de handyman que tiene ella, pero no las tengo tanto. Creo que en eso consiste la vida y eso me permiten los personajes, crecer, aprender, mejorar y asumir cualquier cosa que se te presente.

Las telenovelas actuales han apostado por mostrar mujeres luchadoras y no las mártires de siempre, ¿qué opinas de esos proyectos?

Creo que uno puede mostrar la cara de la mujer en general, la trabajadora, la luchadora, la que se impone a sí misma, que lucha por su familia, que es amorosa y es algo que vemos en la sociedad. Me parece especialmente bonito porque se pueden sentir reflejadas o identificadas y pueden darse ánimo a sí mismas, dándole esperanza y ánimo para cumplir sus sueños. Además, este proyecto es muy limpio porque no usa la violencia, sino que le agrega comedia y es una opción bonita para entretenerse. Así que sí, apoyo estos proyectos que puedan dejar algo positivo en las personas.

¿Cómo es la Sonya que empezó en telenovelas venezolanas y la Sonya actual?

Obviamente ha habido una evolución. Desde que me inicié en la carrera de actuación en televisión, a eso de los 13 años, ha sido como todo en la vida, te conviertes en una persona madura con más experiencia, porque la vida te enseña. Siempre he estado estudiando y asumiendo los retos que me lleven a algo diferente para ampliar esa experiencia. Es un trabajo maravilloso que me permite crear y cada personaje lo recuerdo con muchísimo cariño, porque han dejado algo positivo en mí, para desarrollarme como persona y profesional. Siempre he sido una persona que piensa que las experiencias que tu tienes en la vida, dependiendo de cómo las afrontes, van a ser buenas experiencias o malas, pero te dejan algo positivo.

Siendo una inmigrante latina, ¿fue difícil ganar terreno en la industria de la televisión estadounidense?

Es bien interesante esa pregunta porque mi tipología es anglosajona. Aunque yo nací en Estados Unidos me crié en Venezuela y me considero latina de corazón, y siempre lo he dicho. Venezuela fue el país que le abrió las puertas a mi familia cuando ellos tuvieron que emigrar. Pese a que soy latina mi tipología no encajaba, ya que para los estadounidenses la mujer latina es aquella de pelo y ojos oscuros y piel canela, pero lo que no saben es que los latinos venimos en diferentes formas, tamaños y colores, ya que los latinoamericanos tenemos diferentes culturas. Entonces para mí fue difícil, porque no encajo ni en el prototipo latino ni en el estadounidense, porque mis raíces son europeas, por ende, no sabían dónde posicionarme.

La mujeres han ganado espacios cada día, ¿cómo vislumbras su rol?

Mira, yo creo que la mujer siempre ha sido una fuerza y en potencia. Hemos visto a través de los años cómo la mujer ha luchado por tener un puesto en la sociedad y luchar por sus derechos; la mujer se ha probado a sí misma y a los demás que es capaz de hacer aquello en lo que ella ponga su mente. Quizá hoy es un poco más notorio o porque hay redes sociales, que hay una colectividad de mujeres luchando y apoyándose unas a otras; siempre había una condición que las limitaba.

Hablando del amor, ¿qué opinas sobre los estigmas que se crean en las clases sociales?

Bueno mira, yo pienso que el amor mueve el mundo, es una fuerza y no estoy hablando solo del amor de pareja o el pasional, hablo de que el amor es la fuerza que todo lo puede. Pienso que la vida te va llevando por rumbos o situaciones que tu inconscientemente vas creando, y eso de una u otra forma se va a manifestar.

En otro tema, la tecnología ha cambiado la forma en que creamos y difundimos contenidos, así como la forma en que nos relacionamos. Y la actuación no es ajena a ello. ¿Cómo ves esa transformación?

Muy interesante esta pregunta. Obviamente como todo en la vida hay una evolución. Las telenovelas se iniciaron justo después de las radionovelas. Es que todas estas historias empezaron en la radio y después, con la introducción de la televisión al mercado, empezaron a hacer ciertos dramas que se pasaban muchas veces en la tarde para entretener a las señoras que estaban en la casa, pero, ¿cuáles eran las temáticas que se utilizaban más en esa época? El amor, el romance, que si el bueno y el malo o la mujer que encontraba el príncipe azul y su gran amor, era lo que más se estilaba y gustaba en esa época. Con el paso del tiempo el amor siempre ha estado presente y siempre lo estará porque es el sentimiento que mueve el mundo en sus diferentes gamas. Desde entonces ha habido muchas modificaciones y hoy las historias se han vuelto más de acción. Se utilizan temas que están más sobre el tapete y se hace una historia respecto a eso o hacen historias de eventos reales y los adaptan a la actualidad. Definitivamente las telenovelas han evolucionado de tal manera que se han convertido en series y estas se dividen en temporadas dejando al espectador en suspenso y ansioso por unos meses hasta que llegue la próxima etapa. Claro, uno como actor se va adaptando y se acostumbra, y por supuesto que aprende mucho. Es parte del trabajo como actor ir creciendo y evolucionando dentro de los cambios que pueden ocurrir en el género, sea drama, acción o suspenso.

¿Considera que la actuación puede ayudar a conocer mejor el mundo donde vivimos y así transformarlo de la mejor manera?

Todo dependerá de lo que mires. Siempre hay para todo tipo de público, creo que más que nada depende del tipo de cambio o transformación que pueda suceder, que será según el libreto y la interpretación de cada uno de los personajes que estén dentro de esa historia. Creo que si se trata de las historias ficticias, todo dependerá de cómo lo reciba el público, porque no todo el mundo puede ver una historia e interpretarla de la misma manera.

En ese sentido, ¿cuál sería el compromiso social de un actor y las productoras?

Como actores y como personas que se desenvuelven dentro del mundo del espectáculo, así como también las productoras y los canales de televisión tienen una gran responsabilidad del contenido que colocan en la pantalla. Creo que es una línea muy fina porque hay muchas personas que de repente se ven identificadas con personajes o con estas historias, de las cuales, muchas no son positivas porque generan violencia dentro de la sociedad. Hay que tener cuidado porque la televisión, el cine y el mundo del espectáculo llega al público de manera muy amplia. Es una responsabilidad grande que uno tiene como actor y de las productoras de siempre guiar a las personas que nos ven.

Vivimos una pandemia. ¿Cómo la ha enfrentado?

Me encuentro muy tranquila. Estoy en ciudad de México grabando la segunda parte de “Falsa identidad”, obviamente también estamos detenidos con la producción, pero me siento muy afortunada porque soy de las personas que pueden estar tranquilas en su casa, pues aquí en el departamento que me ofrece la producción, he invertido mi tiempo en leer, cocinar. Además, tengo el beneficio de que en el edificio hay un espacio donde uno puede ejercitarse sin mucha gente, entonces también he estado aprendiendo, escuchando seminarios de enfermería, una carrera que estudié después de mi carrera como actriz. La verdad, este tiempo me ha permitido hacer muchas cosas que no puedo realizar cuando estoy trabajando o haciendo una producción. Me encuentro muy bien, eso sí extrañando a mi familia, pero ellos se encuentran muy bien.

Para terminar, Venezuela vive un régimen que ha provocado una crisis profunda ¿Qué deseo pide para esa patria?

Paz, prosperidad, tranquilidad para mi hermosa Venezuela. Somos un pueblo muy trabajador, luchador. Una de las características y de las cualidades más grandes que tiene este país es que es un pueblo de corazón noble, y que siempre en su corazón habita la esperanza.