Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Planeta

Un camino para aprender y mostrar

PANAMÁ. Recientemente se inauguró el primer Sendero Ecológico con fines educativos en Panamá. El colegio Monseñor Francisco Beckmann, ...

PANAMÁ. Recientemente se inauguró el primer Sendero Ecológico con fines educativos en Panamá. El colegio Monseñor Francisco Beckmann, ubicado en Las Cumbres, fue la sede para que este proyecto desarrollado por 15 universitarios que cursan el cuarto año de Turismo Ecológico Geográfico ensayaran un sendero interpretativo alrededor de 700 metros de bosque que posee el plantel educativo en el terreno posterior.

El Sendero Ecológico llamado Las Tecas, tiene el objetivo de crear conciencia sobre la conservación de la flora y fauna entre la población estudiantil. Y su nombre se debe a la abundancia de árboles tecas en el lugar.

El director del colegio, Norato Gónzalez propulsor del proyecto, debido a que también es profesor de Geografía en la Facultad de Humanidades, se mostró complacido con la realización de la iniciativa.

TRAVESÍA

En el recorrido que duró aproximadamente 45 minutos los universitarios realizaron diferentes exposiciones referente a la diversas plantas que hay en el sendero.

Una de ellas fue del árbol de carricillo o buena madre, el cual es parecido al tallo de un bambú, y uno de sus nombres se atribuye a que el tronco se seca y muere para que sus semillas reciban los rayos del sol.

Otra planta es el guarumo, cuyo tronco es utilizado para la fabricación de palillos de fósforos, y la savia se usa para curar enfermedades del hígado y el asma, así como para minimizar las arrugas.

La paja canalera, es una hierba que fue traída al país en los 50 y 60 para eliminar la erosión de los suelos. Sin embargo, en la actualidad constituye un dolor de cabeza para los pobladores, pues es albergue de culebras y alimañas, mientras que en verano es propensa a incendios.

Otra hierba es la del sombrero Panamá que es originaria de Ecuador, con la cual se fabrica el sombrero.

En cuanto a la fauna, también se pueden encontrar diversos pajarillos, así como culebras pequeñas que se retiran del caminito con el ruido de las pisadas, monos perezosos, ardillas, termitas, entre otros.

A LARGO PLAZO

Los creadores del sendero esperan que el recorrido sea utilizado por los profesores de ciencias, así como para excursiones de otros colegios secundarios que puedan ir a visitarlo. Ángela Ruiz, una de las estudiantes, aseguró que fue una gran experiencia poder culminar el proyecto en tiempo récord de dos meses y medio.

Este sendero contribuirá a la formación de más de cuatro mil estudiantes.