Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Planeta

Al rescate de las tortugas marinas

CHIRIQUÍ. Los inminentes riesgos que acechan a las tortugas marinas han obligado a las Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), regional...

CHIRIQUÍ. Los inminentes riesgos que acechan a las tortugas marinas han obligado a las Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), regional de Chiriquí a elaborar un plan para protegerlas.

Las especies, que se encuentran en peligro de extinción, no sólo tienen que enfrentar a sus depredadores naturales. También sufren la persecución del hombre, que se siente atraído por su carne, huevos y caparazón, utilizado en las confección de pulseras, peines y artesanías.

Aunque, existen restricciones para frenar las prácticas ilegales, el peligro sigue latente para las adorables y mansas especies del mar, especialmente en la época de desove, que se inició en julio y finaliza en diciembre.

Harmodio Cerrud, administrador regional de ANAM dijo que en la provincia de Chiriquí se ha implementado un proyecto para darle protección a las tortugas durante su período de reproducción. Esta iniciativa se desarrolla en la playa La Barqueta, ubicada en el distrito de Alanje.

En este refugio de vida silvestre, los funcionarios laboran durante el día. También hacen patrullajes en la noche. Y es que esta es la hora cuando salen a las playas a depositar sus huevos, los que entierran en la arena.

De acuerdo al funcionario esta iniciativa también se ha implementado en otras áreas costeras del país. Explica que esta especie tiene niveles de supervivencia muy bajos, ya que los datos científicos revelan que la probabilidad que llegue a la edad adulta es una por cada 10 mil.

LOS DEPREDADORES

Entre los enemigos naturales que tienen están los peces, aves, cangrejos y el hombre, mismo que la ha atacado por muchas décadas, comentó el director.

El proyecto de vida silvestre en playa La Barqueta, consiste en patrullar la playa en horas de la noche para avistar donde van a desovar las tortugas.

Luego se trasladan los huevos a nidos artificiales, ubicados en un área protegida donde toman alrededor de 45 días antes de nacer.

Lo que se busca evitar es que animales como los perros se coman los huevos o que también las personas tomen los mismos, explicó Cerrud.

La iniciativa también prevé investigar cómo se da el proceso de reproducción, es decir, el lapso de desove y el nacimiento.

“Tenemos un porcentaje de nacimiento de alrededor del 90%”, informó. Posteriormente se da el proceso de liberación, el cual se lleva a cabo entre las 3:00 y 5:00 de la mañana, ya que el calor y la luz del sol también afectan el camino de las tortugas marinas hacia el mar.

“Este es un fenómeno que naturalmente se produce en horas de la mañana”, explica.

LEY

Existen varias especies de tortugas marinas que arriban a las costas chiricanas. Pero, las más frecuentes son la lora y la carey.

La ley de vida silvestre de ANAM prohíbe la caza de las tortugas y establece sanciones como el decomiso de los productos provenientes de la especie, a quien sea sorprendido.