08 de Dic de 2022

Planeta

El día de la rana

PANAMÁ. Una propuesta para proteger y salvar de la extinción a la rana dorada, quizá la especie más emblemática de Panamá, tocó puerta e...

PANAMÁ. Una propuesta para proteger y salvar de la extinción a la rana dorada, quizá la especie más emblemática de Panamá, tocó puerta en la Asamblea Nacional, con la intención de establecer en el calendario un día dedicado a este anfibio.

El anteproyecto, “Que declara el 14 de agosto de cada año, Día de la Rana Dorada”, y que es impulsado por la Asociación para la Preservación de la Rana Dorada y otros Anfibios de Panamá (Apradap), fue acogido por la Comisión de Ambiente de la Asamblea.

RAZÓN

Las razones por las cuales esta organización presentó tal iniciativa, es que se trata de unos de los anfibios, que por su belleza y su llamativo color, es uno de los más importantes del país, aunque a pesar de ello pierde su hábitat a causa de la deforestación, la extracción de lajas para decoración de casas, así como la utilización de agroquímicos.

Se trata de una de las especies símbolos de la fauna panameña, tal como lo mencionó la directora de Apradap, Ana Lucecia Arosemena; y que no ha escapado a los avatares del impacto provocado por la utilización de agroquímicos, sin dejar de mencionar el efecto que el cambio climático pueda tener en su hábitat.

La rana dorada ( Atelepus zetequis ) es una especie endémica de Panamá y se ubica en la parte de la cordillera central, en El Copé, El Valle de Antón, en el Parque Nacional Altos de Campana y también ha sido localizada en el área de Cerro Azul, cerca del Parque Nacional Chagres. Por ser uno de los 22 anfibios endémicos de Panamá, es considerado como un símbolo de la fauna panameña.

Además de la deforestación y el uso de agroquímicos, sobre la rana dorada pende la amenaza de un mortífero hongo que se ha extendido por Panamá y que pone en riesgo de extinción a la emblemática especie.

HONGO

Un mortífero hongo está matando a miles de anfibios y amenaza con extinguir a la rana dorada; tal como lo afirmó hace un par de años, el experto en anfibios del Instituto de Investigaciones Tropicales Smithsonian, Roberto Ibáñez.

Los vaticinios de Ibáñez no eran muy halagüeños, puesto que además del grave peligro que ya se cernía sobre esta especie, “el avance del brote de hongo empeora las cosas hasta un punto que es muy probable que esta especie se extinga”.

Este hongo ocasiona una enfermedad infecciosa, conocida como chytridiomycosis , arribó a Panamá en 1993 y fue detectada en octubre del 2004 en El Copé, un área caracterizada por tener muchas ranas.

Es un hongo que se ha extendido rápidamente en Panamá y crece sobre la piel de los animales, sellándola y provocándole la muerte por estrangulamiento. Muchas ranas respiran a través de su piel por lo que si se les bloquea mueren.

Una de las probables causas de la proliferación de estos hongos es el calentamiento global, según la revista científica Nature ; mientras que se estima que en los próximos años la población de anfibios podría mermar en un 80 por ciento.

SÍMBOLO DE LA FAUNA

Apradap destaca que por considerarse un símbolo de la fauna panameña, presentaron ante la Asamblea Nacional esta iniciativa, con el fin de que el 14 de agosto se realicen campañas y actividades de concienciación y divulgación en torno a su conservación.

Todo ello para destacar la importancia ecológica, turística y cultural, a través de programas culturales, jornadas académicas con los habitantes de los lugares donde habitan estos anfibios, y con los estudiantes de centros de enseñanzas para que comprendan la importancia la diversidad de animales y plantas.

Lo cierto es que se trata de una buena iniciativa, el declarar el Día de la Rana Dorada, aunque las previsiones de expertos, como el biólogo panameño Edgardo Griffith, no auguren un futuro promisorio: "quizás la rana dorada de la única forma que permanezca en el planeta va a ser en cautiverio".