Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Planeta

Niños protagonistas de ‘Plantando América’

EL SALVADOR. Los árboles de Centroamérica van a tener que posar como artistas, porque los estudiantes de la región se van a convertir en...

EL SALVADOR. Los árboles de Centroamérica van a tener que posar como artistas, porque los estudiantes de la región se van a convertir en cronistas de sus vidas, en un proyecto educativo que comienza su andadura en El Salvador y Panamá, y se planea que llegue a Guatemala, Costa Rica y Honduras.

‘Plantando América’, como se denomina el programa, fue creado en la década de 1980 por el salvadoreño Félix Latzo cuando, como profesor asociado de la Universidad de Columbia (EEUU), pensó que era una buena idea hacer que niños de primer grado plantaran árboles y elaboraran un libro con fotografías y anotaciones sobre su crecimiento.

Tras veinte años de varias gestiones gubernamentales y su aplicación exitosa en escuelas de Alemania, India, Taiwán y Estados Unidos, el programa arranca este mes en su país natal con el objetivo de dar a las escuelas una herramienta para sensibilizar a los más pequeños sobre el cuidado y preservación de la naturaleza.

‘Soy un claro ejemplo de que nadie es profeta en su tierra’, dijo en tono de broma Latzo. El docente destacó que el método es el resultado de su inquietud ‘al ver el gigantesco divorcio entre los seres humanos y la naturaleza’, y subrayó que enseña el trabajo en equipo y facilita la transmisión de valores.

La viceministra salvadoreña de Ciencia y Tecnología, Erlinda Handal, indicó que ‘Plantando América’ se va a poner en práctica en 290 escuelas y contará con la participación de 10.000 estudiantes de este país.

Sin embargo, Latzo no quiere limitar la experiencia a El Salvador y con el apoyo del Ministerio de Educación salvadoreño busca presentar el proyecto en Guatemala, Costa Rica y Honduras e, incluso, difundirlo en el resto de naciones del continente.

‘El pasado mes de julio, el Gobierno de Panamá anunció la puesta en marcha de este método para reforestar la cuenca del Canal’, resaltó Latzo en alusión al programa, que ya vivió una experiencia en un colegio de la capital panameña donde se sembraron los primeros 28 árboles.

El programa está diseñado para ser implementado entre el primero y el tercer grado de educación básica y con él los niños se convertirán en fotógrafos y cronistas de la vida de los árboles.

Los estudiantes en primer grado siembran los árboles y toman una fotografía inicial que colocan en un libro de actividades. En segundo grado, los niños vuelven a realizar fotografías y con sus observaciones van armando la historia del árbol.

Cuando llegan al tercer grado, los pequeños con una mayor capacidad para la descripción regresan con cámara en mano para captar nuevas imágenes y añadir elementos en sus anotaciones. Se trata de ‘crear conciencia entre los estudiantes’, respondió Latzo al explicar el objetivo de todo este trabajo, recordando que ‘la vivencia de ver el crecimiento del árbol paralelo’ al de los niños es ‘única’.

El programa, según su creador, agudiza la observación, estimula el proceso de ‘inducción-deducción’ y permite valorar la importancia del agua y el oxígeno.

‘Con el programa buscamos inculcar ciertos valores que no se adquieren en un salón de clases’, afirmó la viceministra salvadoreña.

‘El método lleva un seguimiento por parte del niño. El maestro guía ese proceso y cada cierto tiempo el estudiante visita su arbolito, lo cuida y anota sus observaciones en un libro de actividades, con ello buscamos inculcar el valor de la naturaleza’, destacó la funcionaria.

Además, más allá de las habilidades fotogénicas de las plantas y fotográficas de los pequeños, ‘Plantando América’ será utilizado en El Salvador y Panamá como un método de reforestación.