12 de Ago de 2022

Planeta

Lago Gatún, la barrera acuática

PANAMÁ. El lago Gatún, además de ser utilizado para abastecer de agua las esclusas del Canal de Panamá, cumple una importante función ec...

PANAMÁ. El lago Gatún, además de ser utilizado para abastecer de agua las esclusas del Canal de Panamá, cumple una importante función ecológica.

El lago artificial, que fue creado en 1913 por los norteamericanos durante la construcción de la vía interoceánica, es una barrera infranqueable para la migración de especies del océano Pacífico al Atlántico.

El ecosistema de agua dulce divide los océanos e impide que haya un intercambio de especies. Pero, ¿qué pasaría si hubiera que abrir las compuertas del Canal? Sin duda, se daría un intercambio de especies entre dos océanos que hace unos tres millones de años estuvieron unidos, antes de que se formara el istmo de Panamá.

¿CUÁL SERÍA EL IMPACTO DE ESTE INTERCAMBIO?

Tras la invasión de especies de un ambiente a otro el equilibrio de los océanos puede sufrir cambios. Pese a ello, hay que tomar en cuenta que las especies de ambos mares son similares y que habitan en un régimen de temperatura con bastante parecido.

En el caso particular del Canal de Suez la situación es distinta. Y es que esta vía marina no tiene una barrera que impide la migración de especies. El Mar Rojo y el Mediterráneo están conectados. Las especies se transportan de un lugar a otro sin contratiempo. Y muestra de ello es que en la actualidad existen en el Mediterráneo cerca de 300 especies procedentes del Mar Rojo. El impacto en el ambiente marino ha sido muy negativo.

Sin embargo, la migración de las especies a través del canal de Suez tiene sus obstáculos. Uno de ellos es la escasa profundidad del canal, que es de unos 14 metros. Este hecho impide que los animales puedan llegar a vivir a profundidad, e impide que las larvas puedan llegar a migrar a través del canal, según el portal digital de Noticias.com.

Otro de los obstáculos que puede tener esta migración es que muchas de las especies del Mar Rojo tienen hábitos similares a las del Mediterráneo. La competencia por encontrar un lugar para vivir y alimentarse es más complicada.

LAS EMBARCACIONES

Sin embargo, las grandes embarcaciones que transitan por estos dos canales también traen gran cantidad de especies invasoras. Un solo barco puede traer hasta 350 especies de diferentes ambientes.