05 de Dic de 2022

Planeta

El asesino silente de las metrópolis

INTERNACIONALES. La alerta ante la contaminación del planeta se percibe ahora con las muertes por la contaminación del aire. La organiza...

INTERNACIONALES. La alerta ante la contaminación del planeta se percibe ahora con las muertes por la contaminación del aire. La organización Mundial de la Salud (OMS), en un estudio publicado este lunes, reveló que 2 millones de personas mueren cada año en el mundo a causa de enfermedades causadas por la contaminación del aire. De esos 2 millones, 1,3 millones mueren a causa de la contaminación en las ciudades, que afecta tanto a los países desarrollados como a los países en vías de desarrollo. Además, indicó la OMS, 1,1 millones de muertes habrían podido evitarse, si las normas hubieran sido respetadas.

Según el informe, el aire contaminado puede entrar en los pulmones, en la circulación sanguínea y provocar cardiopatías, cánceres del pulmón, casos de asma e infecciones respiratorias.

La OMS compiló los datos sobre la calidad del aire que fueron suministrados por mil 100 ciudades en 91 países.

LAS REGLAS

Según estos datos, 80 de los 91 países no respetan los valores de referencia de la organización internacional, en materia de contaminación ambiental.

La doctora María Neira, directora del Departamento Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, explicó que en muchas ciudades, la contaminación atmosférica alcanza niveles peligrosos para la salud.

Las zonas más peligrosas están situadas en los países de crecimiento rápido, como India y China.

En algunas ciudades, indica el organismo, que rechaza hacer una clasificación de las ciudades más afectadas, la concentración de las partículas finas es hasta 15 veces superior al umbral máximo fijado por la organización. Esta contaminación viene en especial de fuentes de combustión, como las centrales eléctricas y los vehículos motorizados.

Neira sostiene que si los países controlan y administran el medio ambiente correctamente, se puede reducir considerablemente la cantidad de personas que sufren enfermedades respiratorias y cardiacas y de cáncer del pulmón.

‘Muchos países carecen de reglamentación sobre la calidad del aire y cuando tienen, las normas nacionales y su aplicación varían considerablemente’, agregó.

Las primeras causas de la contaminación de aire son los medios de transporte, la industria, la utilización de biomasa o de carbón en las cocinas y en la calefacción, así como las centrales eléctricas que funcionan con carbón.

Según la OMS, los efectos más graves de la contaminación del aire se observan en las personas que ya están enfermas, los niños y las personas de avanzada edad.

Para luchar contra la contaminación del aire, la organización recomienda el desarrollo de los transportes públicos, la promoción de la marcha y la bicicleta, así como la construcción de centrales que utilizan combustibles distintos al carbón. La compilación de datos publicada por la OMS es sin embargo incompleta, reveló la organización internacional, ya que carece de las cifras de muchos países, como Rusia y algunos países africanos