Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Planeta

Nueva estrategia salvará tortugas

HONDURAS. Especialistas de 15 países de América iniciaron una reunión de tres días en Honduras para diseñar estrategias de protección de...

HONDURAS. Especialistas de 15 países de América iniciaron una reunión de tres días en Honduras para diseñar estrategias de protección de seis especies de tortugas marinas, pero en especial dos en peligro de extinción, informaron fuentes del encuentro. La X Reunión del Comité Científico de la Convención Interamericana para la Protección de las Tortugas Marinas inició en Tegucigalpa.

‘Los miembros del comité, conformado por expertos en tortuga marina de los 15 países, estamos tratando de conservar las seis especies de tortugas marinas y los hábitats que tienen las americanas, especialmente Baula (dermochelys coriacea) y de Carey (Eretmochelys imbricata) que están en peligro crítico de extinción’, explicó la secretaria pro tempore del Comité, la nicaragüense Verónica Cáceres.

Según un informe del Comité, las tortugas marinas son criaturas prehistóricas que han sobrevivido a cambios drásticos en el ambiente, los mismos que ocasionaron la desaparición de los dinosaurios. Se estima que en la actualidad existen 245 especies de tortugas, distribuidas en 87 géneros y 12 familias, que viven en agua dulce (habitan lagos, ríos y pantanos), así como en ambientes terrestres y marinos.

Se encuentran en todos los continentes con excepción de la Antártida. La baula es la tortuga marina más grande del mundo, llega a medir hasta 2,4 metros de longitud y pesar 500 Kg o más, ha permanecido en el planeta 110 millones de años pero su población ha disminuido en 80% en la última década.

Las tortugas de carey hembras adultas, por su parte, que miden entre 60 y 95 cm de longitud y pesan alrededor de 60 Kg, se encuentran en peligro crítico de extinción ya que son capturadas por su caparazón, utilizado en la elaboración de joyería, marcos de anteojos, pulseras y espuelas, entre otros.

Cáceres añadió que las dos especies están amenazadas también por el consumo de sus huevos, la pesca y el cambio climático. ‘Un solo país no puede luchar por la protección porque ellas emigran en todas las Américas, hay poblaciones que Brasil comparte con África y México y Japón y tienen que protegerlas en conjunto’, il ustró.

Son signatarios de la Convención Argentina, Belice, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Holanda, Honduras, Panamá, Perú, México, Uruguay y Venezuela.