Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Planeta

Las ranas de cristal crean barrera para proteger a sus embriones

En esta investigación, los investigadores observaron detalladamente a 40 especies de ranas de cristal en América Central y del Sur.

Las ranas de cristal crean barrera para proteger a sus embriones
La Cochranella granulosa hembra, una de las especies estudiadas por el Smithsonian.

Las ranas de cristal crean una barrera que protege sus renacuajos de los depredadores para que puedan desarrollarse de manera segura, revela un reciente estudio de los científicos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), que documentaron el comportamiento del cuidado parental de estos anfibios, antes desconocido.

‘Estas son ranas relativamente bien estudiadas y carismáticas, pero estábamos fundamentalmente equivocados sobre su comportamiento reproductivo. Eso es porque las ranas se aparean durante la noche, poniendo sus huevos de las hojas que cuelgan sobre corrientes de agua', comentó Karen Warkentin, científica asociada en Smithsonian y profesora de la Universidad de Boston.

Warkentin junto a Jesse Delia y Laura Bravo-Valencia, de la Universidad de Los Andes, Colombia, realizaron el estudio y para ello tuvieron que adoptar horarios nocturnos para observar lo que hacían las ranas.

Según el informe del Smithsonian, las investigadoras observaron que las ranas hembras se posaban sobre sus huevos hasta cinco horas después de haberlos puesto. Explica que los traslúcidos estómagos de las ranas absorben el agua de las hojas cubiertas de rocío, que luego utilizan para hidratar los huevos cubiertos de gelatina. Hinchándose de hasta cuatro veces su espesor, la gelatina protege los embriones en desarrollo de depredadores e infecciones por hongos.

Anteriormente, sólo se había observado a machos de algunas especies de ranas de cristal protegiendo los huevos, lo que llevó a los investigadores a suponer que el cuidado de los padres era raro en la familia de estos anfibios. Pero en un reciente estudio publicado en el Journal of Evolutionary Biology, Delia y sus colaboradores descubrieron que todas las especies que observaban cuidaban de sus huevos. En la mayoría de las especies, las madres tendían a sus huevos en las horas inmediatas después de ponerlos. En menos especies, los padres cuidaban de los huevos.

Para trece de las especies, observaron todas las noches, durante semanas, el comportamiento de los padres desde la puesta de huevos hasta que el renacuajo eclosionara, comprobando cómo los padres dedicaban mucho más tiempo que las madres y continuaban incubando sus nidadas incluso después de que los renacuajos comenzaron a eclosionar.

En esta investigación, los investigadores observaron detalladamente a 40 especies de ranas de cristal en América Central y del Sur.

Su descubrimiento reescribe las suposiciones acerca de cómo evolucionaron los cuidados en esta familia de ranas translúcidas, que habitan en los árboles, señala el informe del estudio recientmente publicado.

‘Estas son ranas relativamente bien estudiadas y carismáticas, pero estábamos fundamentalmente equivocados sobre su comportamiento reproductivo',

KAREN WARKENTIN

CIENTÍFICA