Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Planeta

Científicos estudian los ecosistemas marino costero y terrestre de Veraguas

Un grupo de nueve expertos estudian los diversos ecosistemas que se desarrollan en la provincia de Veraguas

Dos grupo de científicos estudian los ecosistemas marinos costeros y los ecosistemas terrestres de las áreas protegidas en la provincia de Veraguas. Ambas investigaciones son promovidas por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), que realizó un Café Científico denominado “Áreas Protegidas de Veraguas” y el cual se dividio en dos paneles de expertos.

En el primer panel titulado: Ecosistemas Marino Costeros participaron los profesores, Yolani Robles, y Ángel Vega, del Centro Regional Universitario de Veraguas y la doctora Miryam Venegas, Investigadora Asociada al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

En referencia al tema de Ecosistemas Marino Costeros, el profesor Ángel Vega, se refirió al "Parque Nacional Coiba y el Golfo de Montijo se encuentran separados por unos 30 Kilometro y comparten dos sitios importantes para la actividad pesquera y sus características oceanográficas son totalmente diferentes pues, a diferencia del Parque Nacional Coiba, el Golfo de Montijo es un sistema estuarino”.

La profesora Yolani Robles, especialista en biología marina, en su trabajo de investigación con la Anadara tuberculosa, mejor conocida como concha negra, ha realizado estudios en los manglares de David y Golfo de Montijo, en los aspectos de biología, pesquería y estado actual de la población de concha negra en el ecosistema de manglares.

Robles, al referirse al aporte principal de la investigación, estableció las diferencias y semejanzas encontradas para cada localidad y propone en base a los resultados, mejores estrategias de aprovechamiento para que se pueda garantizar la sostenibilidad del recurso”.

En tanto, la doctora Miryam Venegas, explicó que “mi trabajo se realiza en el ecosistema marino costero del Golfo de Montijo y de la Isla de Coiba, es un área ideal para la conservación del cocodrilo americano (Crocodylus acutus), especie que actualmente se encuentra amenazada por el incremento de las actividades humanas en el área continental de Panamá. El Crocodrylus acutus es una especie modelo por su amplia distribución geográfica, su patrón de dispersión marina y su función ecológica dentro de los hábitats marino-costeros”.

El área terrestre

El segundo panel de expertos lo conformaron Eric Flores, Investigador, miembro del Sistema Nacional de Investigación Nivel 1 y técnico del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente); los profesores, Abdiel Rodríguez y Evidelio Adames, del Centro Regional Universitario de Veraguas y el Magíster, Ricardo Moreno, Presidente de la Fundación Yaguará, con el tema denominado "Los Ecosistemas Terrestres de las Áreas Protegidas".

En su intervención Eric Flores, indicó que “la investigación tiene como objetivo: el estudio de especies claves o poco conocidas en los diversos parques nacionales y hacemos énfasis en la actualización de los listados y reportes de especies de los Parques Nacionales Coiba, Santa Fe, Cerro Hoya y la Reserva Forestal La Yeguada, con el fin de divulgar la biodiversidad. Este trabajo lo realizamos en conjunto con estudiantes, científicos nacionales y extranjeros, y personal de las áreas protegidas durante los estudios”.

Por su parte, el profesor Abdiel E. Rodríguez, herpetólogo, que cuenta con un serpentario, donde estudia las toxinas del veneno que poseen las serpientes más peligrosas del país, describió que “los hallazgos sobre herpetofauna encontradas en el Parque Nacional Santa Fe, el área montañosa se caracteriza por presentar una riqueza herpetológica significativa. Sin embargo, en los últimos años la degradación y aprovechamiento desmedido del ecosistema ha provocado la disminución y desaparición de algunas poblaciones de la herpetofauna residente; un ejemplo lo es la rana arlequín Atelopus varius que fue abundante en la localidad de Alto de Piedra, pero que en la actualidad debido a varios factores todos relacionados con la pérdida y degradación del hábitat su presencia en el área es de escasa a nula”.

El profesor Evidelio Adames Arjona, comentó que “los ecosistemas terrestres del Parque Nacional Coiba, sitio de Patrimonio Natural de la Humanidad y la Isla de Coiba, es uno de los atractivos turísticos y centro de gestión de conocimiento y aprendizaje, más importante de la República de Panamá por ser un sitio de convergencia de diversas actividades antrópicas en sus ambientes marino costero e insular es necesario estudiar la diversidad biológica, existen especies de importancia biomédica como reservorios, vectores hematófagos y agentes etiológicos que coexisten en su hábitat natural". El experto indicó que ha realizado "monitoreo en las zonas más utilizadas del Parque Nacional Coiba y cuenta un listado preliminar de especies de importancia médica”.

Otro experto que compartió su experiencia fue el magíster y recientemente selecionado por National Geographic como explorador emergente 2017, Ricardo Moreno, quien es conocido por su trabajo con los felinos a nivel nacional.

Moreno aseguró que “la situación actual del jaguar en Panamá es crítica, ya que la especie sigue enfrentando situaciones adversas como la pérdida de hábitat, cacería de las presas y matanzas directas del felino y el objetivo de su investigación es contar con información sobre las poblaciones de felinos, pero que, con especies como el jaguar, la investigación debe ir de la mano con las comunidades que coexisten con la especie”.

El Café Científico concluyó con la ponencia del doctor Erick Flores, quien hizo un resumen de algunas de las actualizaciones realizadas a las listas de biodiversidad de las áreas protegidas de Veraguas; Parque Nacional Coiba. En Coiba, se ha encontrado la densidad de tortuga Carey más grande del pacífico este tropical; se han reportado tres especies nuevas para la fauna de Coiba: Holcosus festivus (lagarto ameiba), Leptodactylus fragilis (anfibio anuro), Enulius flavitorques (culebra cola larga).

Reserva Forestal La Yeguada: Además se creó un listado de 55 especies de aves para la Reserva, con nuevos rangos de distribución para tres especies: Calliphlox bryantae (colibrí magenta), Sayornis nigricans (mosquerito negro) y Setophaga pitiayumi (ave de las paseriforme). lista que aún está incompleta. La lagartija endémica Anolis gruuo fue encontrada en La Yeguada siendo la segunda área protegida en el mundo donde se encuentra esta especie.

En el Parque Nacional Cerro Hoya se realizaron siete nuevos reportes de distribución geográfica en Cerro Hoya, incluyendo una población de Lithobates taylori (rana taylori) aislada de la cordillera central, así como de la críticamente amenazada Colostethus panamansis (anfibio anuro). En cuanto a aves se reportan posibles especies nuevas de los géneros Lampornis, Selasphorus y Basileuterus, que están esperando nuevos estudios para confirmarlas.
Parque Nacional Santa Fe: Tenemos reportes fotográficos de cámaras trampa en Santa Fe para Jaguar (Panthera onca), Tapir (Tapirus bairdii), perrito de monte (Speothos venaticus) y Pava crestada (Crax rubra), especies indicadoras de un bosque saludable. Así como poblaciones de la críticamente amenazada Atelopus varius (rana).

Estos datos son indicativos de que las áreas protegidas de Veraguas salvaguardan tesoros de biodiversidad, que se deben evitar la fragmentación y pérdida de hábitat en estas zonas y además que sus listas de especies aún están incompletas.

Se conoció que la Senacyt que seguirá organizando los Cafés Científicos a lo largo del año 2017, con una diversidad de temas para así continuar fomentando el debate y el intercambio de conocimiento entre la comunidad científica y el público en general.