Panamá,25º

05 de Dec de 2019

Planeta

Un mes para pedir tus refrescos y jugos, 'sin carrizo, por favor'

Entre el 12 de noviembre y 12 de diciembre, una campaña promueve no usar carrizos para evitar la contaminación que producen los desechos plásticos en los mares y océanos. Cincuenta restaurantes se unen al esfuerzo

Más de mil tortugas mueren cada año por ingestión de plásticos en los océanosOrganización Tortuguias

En Panamá son conocidos como carrizos y son ideales tomar jugos y refrescos. Pero, en otras regiones de habla hispana, también son conocidos como sorbetes, popotes, bombillas, pitillos o cañitas.

Los desechos de los carrizos parecen inofensivos porque no miden más de 20 centímetros. Además, son muy ligeros, sin embargo, están en la lista de los diez principales artículos de plástico que más contaminan los mares y las costas del mundo.

Cada carrizo plástico puede tardar más de cien años en degradarse. Y, cuando lo hacen, liberan potentes gases de efecto invernadero, señaló la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en una publicación de agosto de 2018.

Los carrizos representarían, según algunas estimaciones, apenas el 0.025% del total de la basura marina. Sin embargo, la cantidad de carrizos que consumimos en nuestra vida diaria es inmensa.

La mayoría de estos residuos no se reciclan y en muchas ocasiones terminan en los océanos, en la nariz de una tortuga, obstaculizando su respiración y probablemente causándole la muerte. En 2015, un video que mostraba el sufrimiento de una tortuga mientras dos biólogos trataban de sacarle un carrizo de las fosas nasales ayudó a crear conciencia sobre su uso desmedido. Hoy, algunas personas han empezado a reemplazarlos por carrizos de metal que pueden limpiarse y reutilizarse.

“Se ha creado conciencia sobre la amenaza que suponen los carrizos para los mares. Se fabrican en un minuto, se usan en menos de veinte, pero tardan una eternidad en desintegrarse. Son menos necesarios de lo que creemos”, dice Sandra Álvarez, fundadora de organización Tortuguías que por segundo años impulsa la campaña “¡Sin carrizos, por favor!”.

El año pasado, 203 restaurantes en todo el territorio nacional se sumaron a la campaña dejando de entregar 710,500 carrizos en un término de un mes de campaña.

Este año, la campaña inició el 12 de noviembre y culmina el 12 de diciembre, es decir, que debieran ser 30 días sin usar carrizos para los refrescos y jugos, en un intento por crear un hábito en la población, que más adelante permita dar paso a la creación e implementación de políticas más proactivas para proteger el medio ambiente y ofrecer una mejor imagen al turismo nacional y extranjero.

Este año, cincuenta establecimientos de todo el país están dispuestos a obviar el uso del carrizo durante este mes. La organización invita a restaurantes, bares, hoteles y otros establecimientos a que se sumen a la iniciativa ingresando al link http://instabio.cc/tortuguias

La organización también convoca a la población a implementar la iniciativa y a reducir y eliminar el uso de carrizos y plásticos de un solo uso de sus vidas.

La basura y la gestión de los residuos en el país es un tema complejo que requiere de la participación activa de cada uno de los panameños y en la medida en que las personas se involucren y se tome conciencia se convertirán en agentes positivos de cambios. “Únete al cambio. Pide tu bebida sin carrizo, por favor”, es la consigna de la organización Torruguias.

Hasta el año pasado, los únicos países de América Latina y el Caribe que tenían una prohibición nacional de plástico de un solo uso, incluyendo carrizos, eran Antigua y Barbuda. En abril de 2019, empezó a regir una prohibición de plástico de un solo uso, como cubiertos, carrizos y bolsas, en Belice. Costa Rica, por su parte, se ha propuesto ser un país libre de plásticos desechables para 2021.

Mientas que la Cámara de Diputados de México aprobó una reforma para desalentar el consumo de plásticos desechables, incluidos los carrizos.

El plástico

El plástico es recurrente en el uso de la vida diaria: en los envases para guardar comida, para embotellar sodas y agua; en vasos, platos y cubiertos; en la pasta de dientes, en la ropa y en algunos jabones.

El 80% de los desechos que flotan en los océanos son plásticos, un equivalente a botar un camión de basura cada minuto u 8 millones de toneladas de basura plástica cada año, donde los carrizos con uno de los residuos más importante, indicó la organización ambiental, en una nota de prensa que difundió para promocionar su campaña.

Según la organización, más de un millón de aves y cien mil especies marinas han ingerido plásticos, entre ellas, se reporta la muerte de más mil tortugas marinas por este mismo factor.

De acuerdo a datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cada panameño produce 1.6 kilogramos de basura. “Esa cifra sigue aumentando significativamente, generando problemas de salud y contaminación ambiental...”, concluye la organización Tortuguias.

Acciones contra el uso del plástico desechable

Las personas empiezan a optar por el uso de carrizos reutilizables.Aris Martínez | La Estrella de Panamá

Iniciativas

En América Latina y el Caribe, los gobiernos están tomando acciones contra el plástico desechable. los ciudadanos están reduciendo su consumo y los emprendedores buscan productos alternativos al plástico como parte de un movimiento regional para frenar la contaminación por este material, indicó la Organización de las Naciones Unidas.

La región que tiene el segundo mar más contaminado del mundo está tomando conciencia sobre la necesidad de reducir la contaminación por plásticos.

Guatemala, por ejemplo, está utilizando cercas artesanales, elaboradas con residuos plásticos reciclados de los ríos.

En 2016, Antigua y Barbuda se convirtió en el primer país de América Latina y el Caribe en prohibir las bolsas de plástico.

Chile se convirtió en el primer país suramericano en prohibir legalmente el uso generalizado de bolsas de plástico.

A partir de enero de este año, Jamaica comenzó a implementar una prohibición de bolsas de plástico, espuma de poliestireno y carrizos. Colombia impuso un gravamen a las bolsas de plástico. Ecuador está transformando las Islas Galápagos en un archipiélago sin plástico, con una medida que empezó a implementar el año pasado que establece paulatinamente la prohibición de las bolsas plásticas, los carrizos, los contenedores de polietileno para llevar y las botellas.

En Panamá, este año empezó a regir una norma que prohibe el uso de las bolsas plásticos como un primer pasa.