Panamá,25º

11 de Dec de 2019

Salud

Depresión y ansiedad, los efectos negativos de la histerectomía

Los médicos afirman que pese a los riesgos de autoestima es una operación que brinda grandes beneficios a las mujeres debido a que evita enfermedades graves en el órgano reproductor femenino

Depresión y ansiedad, los efectos negativos de la histerectomía

Muchas mujeres han pasado por una cirugía como la histerectomía, la cual consiste en la extirpación del útero (también conocido como matriz), ya sea porque la mujer presenta fibromas uterinos muy avanzados, sangrado vaginal inusual o profuso, prolapso uterino, endometriosis o cáncer. Según sea el caso, el médico puede extraer también las trompas de Falopio y los ovarios.

Depresión y ansiedad, los efectos negativos de la histerectomía
La histerectomía es una operación que también brinda muchos beneficios a las mujeres porque evita enfermedades graves en el órgano reproductor femenino.

Este tipo de cirugía lo enfrentó Francisca, de 53 años, hace doce años, cuando su ginecólogo le recomendó realizarse una histerectomía vaginal, ya que tenía un fibroma muy avanzado y había que removerlo cuanto antes. “Constantemente sentía dolor abdominal y mi periodo mestrual todos los meses era muy abundante y venía acompañado de intensos cólicos. No lo pensé dos veces y fui con mi ginecólogo, quien me realizó un ultrasonido o ecografía y mostró que tenía un fibroma muy grande en la matriz y el médico decidió que era necesaria una cirugía para descartar que se tratara de un cáncer”, recordó Francisca, a quien le practicaron una histerectomía exitosa a mediados de 2007.

“Nuestro estudio revela que la extirpación del útero puede conllevar más efectos sobre la salud física y mental de lo que anteriormente se pensaba. Debido a que las mujeres con frecuencia se someten a una histerectomía mientras son jóvenes, es importante saber los riesgos que, incluso años más adelante, se relacionan con el procedimiento”,

LAUGHLIN TOMMASO
INVESTIGADORA ESTADOUNIDENSE

Fue un proceso muy difícil, recuerda. “Luego de la operación, tuve un cuidado muy estricto por seis meses. Desde entonces estoy asistiendo a mis revisiones médicas. Para mí fue halagador no volver a ver el periodo — en ese entonces tenía 41 años—; sin embargo, luego de esta cirugía mi vida cambió totalmente. Siento que afectó desde mi intimidad como la autoestima, ya que no me sentía completa”, comentó Francisca.

Y es que la histerectomía se relaciona con mayor riesgo a largo plazo para problemas de la salud mental, especialmente depresión y ansiedad, dicen los investigadores de un estudio de cohorte de la Clínica Mayo que abarcó a casi 2,100 mujeres.

Depresión y ansiedad, los efectos negativos de la histerectomía

La revisión de expedientes médicos de los años 1980 a 2002 incluyó a mujeres sometidas a la extirpación del útero, pero no de los ovarios. El estudio se llevó a cabo con los datos del Proyecto Epidemiológico de Rochester y consideró solamente los diagnósticos nuevos de depresión, ansiedad, demencia, abuso de sustancias adictivas y esquizofrenia después de la histerectomía, pero excluyó a las mujeres diagnosticadas con anterioridad.

Los científicos descubrieron un aumento absoluto del 6.6% en el riesgo para depresión y del 4.7% para ansiedad en el transcurso de 30 años, comentó la autora experta del trabajo, Shannon Laughlin Tommaso, ginecobstetra de la Clínica Mayo.

400 Mil histerectomías se realizan cada año en Estados Unidos con o sin ovariectomía bilateral concurrente, la mayoría de las cuales son por enfermedad benigna.

35 Las mujeres menores a esa edad que se hagan una histerectomía tienen un riesgo 4.6 veces mayor de insuficiencia cardíaca congestiva.

En las mujeres sometidas a histerectomía entre los 18 y los 35 años de edad, el riesgo de depresión fue mayor, con un aumento absoluto del 12% en el transcurso de 30 años. “Nuestro estudio revela que la extirpación del útero puede conllevar más efectos sobre la salud física y mental de lo que anteriormente se pensaba. Debido a que las mujeres con frecuencia se someten a una histerectomía mientras son jóvenes, es importante saber los riesgos que, incluso años más adelante, se relacionan con el procedimiento”, detalló la médico estadounidense.

Según Laughlin Tommaso, para las afecciones ginecológicas benignas existen varios tratamientos que podrían evitar la histerectomía. “Hay que intentar esas alternativas antes de pasar a la histerectomía, sobre todo en las jóvenes”, añade.

Un segundo estudio también se realizó con datos del Proyecto Epidemiológico de Rochester y descubrió que las mujeres a quienes se les extirpó ambos ovarios sin la justificación de un cáncer eran más proclives a tener de antemano trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad y otros trastornos psicológicos menos frecuentes. El estudio examinó los expedientes médicos de 1,653 mujeres premenopáusicas a quienes se les extirpó los ovarios al momento de la histerectomía a fin de, principalmente, evitar o minimizar el riesgo de cáncer de ovario o de mama.

Los investigadores identificaron numerosas afecciones psiquiátricas que posiblemente influyeron sobre las mujeres para que decidieran solicitar la cirugía o para que un médico de cabecera o un ginecólogo la recomendara.

Mientras que la Sociedad Americana contra el Cáncer, señaló que las mujeres luego de la histerectomía se sienten menos femeninas ya que se ven a sí mismas como “vacías” o no se sienten como “una mujer de verdad”. “Estos pensamientos negativos pueden impedir que la mujer piense acerca del sexo y de cómo disfrutarlo”, añade.

El ginecólogo Osvaldo Reyes coincidió en que luego de una histerectomía (que involucra la extracción de los órganos reproductores femeninos) hay muchas mujeres que les afecta el proceso debido a que acelera su menopausia; es decir, dejan de tener el período menstrual porque el nivel de hormonas desaparece o se eliminan en gran medida.

“Eso involucra que a la mujer le provoque efectos negativos, como depresión, habilidad emocional, calores muy fuertes y todas las molestias propias de la menopausia. Pero se puede corregir con terapias hormonales”, apuntó Reyes, y reconoció que pese a ello, la histerectomía es una operación que trae más beneficios que complicaciones a las mujeres que se someten a ella debido a que evita graves enfermedades en el órgano reproductor femenino.

Proceso de recuperación

El médico asegura que luego de una histerectomía los tiempos de recuperación pueden variar según el tipo de cirugía. Luego es necesario visitar al médico en cada cita programada.

“Mi mensaje para otras mujeres es que por ninguna circunstancia dejen de ir a su consulta ginecológica y que cuando sientan anomalías en su cuerpo vayan inmediatamente al médico; en mi caso, gracias a Dios me hallaron el fibroma tempranamente. El cáncer es una enfermedad que no espera”, insistió Francisca.

Tipos de cirugías en Panamá

La histerectomía total laparoscópica (cirugía mínima invasiva) es una intervención quirúrgica ginecológica en la cual, a través de incisiones pequeñas en el ombligo y ambas fosas ilíacas (menores a un centímetro) se introduce una cámara y una serie de instrumentos que permiten la liberación del útero y anexos, que luego son extraídos por vía vaginal. Por medio de esta técnica se pueden tratar patologías como miomatosis uterina, sangrados anormales y adenomiosis.

Uno de los beneficios de este tipo de técnica es que la paciente tiene una recuperación más rápida, con menos dolor y menos días de hospitalización.

Para llevar a cabo este tipo de procedimiento, se desarrolló en 2017 en la Caja de Seguro Social en Panamá el seminario “Jornada de actualización en técnicas laparoscópicas”, dirigido a ginecólogos-obstetras de este centro hospitalario y se contó con la participación del doctor Juan Carlos Ramírez, de Colombia, para capacitarlos y prepararlos en la utilización de esta técnica.

Detalló que este innovador procedimiento en los hospitales públicos mejorará la calidad de vida de la paciente, puesto que es mucho más rápida y sin dolor.

Actualmente en el país se realizan otros procedimientos como la histerectomía abdominal, que es cuando se realiza a través de una incisión abdominal, donde quedará una cicatriz visible.

La histerectomía vaginal se realiza a través de la vagina, con lo cual no queda cicatriz visible.