Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Salud

Panamá avala alternativa terapéutica para combatir la diabetes mellitus tipo 2

Panamá es el quinto país de Latinoamérica que recibe el registro sanitario para la nueva terapia 

El reto de reconocerse diabético y bulímico
La diabetes es una enfermedad en la que la aceptación puede marcar la diferencia.Archivo

La diabetes mellitus tipo 2 es la forma más prevalente de la diabetes, y su aumento se debe a causa de cambios socioculturales de la población. No obstante, Panamá es el quinto país de Latinoamérica que aprueba el registro sanitario de una nueva terapia. Se trata de una combinación de insulina basal glargina 100 Unidades/mL y lixisenatida, un agonista GLP-1 que provoca una absorción más lenta de los alimentos, logrando menores niveles de azúcar en la sangre después de comer.

En 2019, la U.S. Food and Drug Administration (FDA) aprobó el uso de indicada como terapia complementaria a la dieta y ejercicio en el paciente diabético tipo 2 que no esté bien controlado con medicamentos hipoglucemiantes orales solos o combinados con insulina basal, o insulina basal sola.

Nelson Rodríguez, director Médico de Sanofi para la región Pacífico & Caribe, destacó la ventaja de la comodidad posológica “se trata de una aplicación al día que cubre tanto la glicemia basal como la posprandial por 24 horas".

Comentó que en eficacia "la nueva terapia y con base en los estudios clínicos, la nueva insulina combinada demostró lograr bajar en 1.6 puntos porcentuales la hemoglobina glucosilada en 30 semanas o un poco más de 6 meses, logrando que el 74.5% de los pacientes en el estudio bajara su hemoglobina glucosilada a menos de 7%".

El doctor destacó que la alternativa terapeutica "cobra valor porque uno de los argumentos más fuertes que se tiene para tratar la diabetes tiene que ver con las complicaciones, las cuales aparecen proporcionalmente conforme aumenta el valor de la HbA1c”.

En los estudios clínicos de esta terapia, observaron que el tratamiento combinado neutralizaba los efectos indeseables de cada componente por separado, como es la ganancia de peso por la insulina y las náuseas y vómitos en el caso del GLP-1.

Con esta nueva terapia se amplía el portafolio de insulinas de Sanofi para garantizar un tratamiento personalizado. “Todo paciente puede controlar sus niveles de azúcar en la sangre con el tratamiento más adecuado. La insulinización le permite al paciente diabético tener un mejor control de su enfermedad para garantizar una mejor calidad de vida”, agregó Rodríguez.

Resultados de estudio Lixilan-G

En junio del 2019, durante la 79° Sesión Científica del Congreso de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), en San Francisco, Estados Unidos. 

La farmacéutica realizó una presentación oral con los primeros resultados del Estudio Lixilan-G Fase 31, el cual evaluó a adultos con diabetes mellitus tipo 2 que no estaban logrando alcanzar la meta de azúcar en sangre pese a estar en tratamiento con un agonista del receptor GLP-1 (GLP-1 RA). 

Los resultados anunciados demostraron la superioridad de la combinación inyectable fija con glargina 100 U/mL y lixisenatida, en cuanto al objetivo principal del estudio (reducción de los niveles de azúcar en sangre (HbA1c) a las 26 semanas de tratamiento, en comparación con la continuación del tratamiento de base con GLP-1RA que utilizaban los pacientes previos al estudio.

El estudio LixiLan-G incluyó un tratamiento con GLP-1 RA una vez al día o una vez a la semana como comparador. Más del doble de pacientes que cambiaron a la nueva insulina obtuvieron HbA1c por debajo del 7%, un objetivo recomendado por la ADA, en comparación con los que se mantuvieron en la terapia con GLP-1 RA previa. Más pacientes que cambiaron a la terapia combinada también lograron el objetivo final compuesto de HbA1c por debajo del 7% sin hipoglucemia sintomática documentada (niveles bajos de azúcar en la sangre).