17 de Sep de 2021

Salud

La enfermedad inflamatoria intestinal es creciente en la región

En Panamá no existen datos recientes sobre la prevalencia de estas enfermedades, sin embargo, especialistas explican que los hábitos de la región predisponen a la gravedad de estos males.

La incidencia y la prevalencia de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que engloba principalmente a la colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn (EC), se han incrementado en los últimos años en varios países de Latinoamérica, entre ellos Panamá. Surge entonces la importancia de crear conciencia en la población sobre un diagnóstico y tratamiento oportuno, explican los médicos especialistas.

Al ser un trastorno crónico que se inicia en los pacientes a una edad temprana, esto representa un impacto importante en costos en los sistemas de salud.Shutterstock

Nadhykrishna Samayoa González, médico gastroenterólogo, comentó a La Estrella de Panamá que las EII son de carácter crónico y de naturaleza duradera, así como la gravedad de sus síntomas (dolor abdominal fuerte), y pese a que los casos tienen mayor incidencia en Norteamérica, Europa y Asia, en los países de la región estas patologías son más agresivas debido a factores como: genes predispuestos y un sistema inmune debilitado a causa del estrés e infecciones por el sedentarismo y la atención tardía.

“En Centroamérica comemos muchas frituras, alimentos preparados con demasiados condimentos, sin dejar a un lado los carbohidratos; todo esto causa inflamación en los intestinos. Es urgente cambiar los malos hábitos alimenticios por otros saludables como la ingesta de frutas, ensaladas verdes, ejercicios, tomar mucha agua, puesto que se trata de una patología presente en nuestra población y si no se controla o trata a tiempo, puede perforar el intestino y la persona puede morir”, explicó el también jefe de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Endoscopia Gastrointestinal del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

A la vez, el galeno remarcó que la EII tiene un fuerte impacto en la vida de quienes la padecen, ya que las terapias disponibles son costosas y por ende afectan tanto el estado físico como el psicológico y emocional de los pacientes, impidiendo en muchas ocasiones que logren llevar una vida 'normal'. “Considero urgente dar visibilidad a este padecimiento en nuestros países”, dijo.

El especialista agregó que la enfermedad de Crohn provoca inflamación del tracto digestivo, causando dolor abdominal, diarrea grave, fatiga, pérdida de peso y malnutrición a diferencia de la colitis ulcerativa que afecta solamente el colon (el intestino grueso) y el recto. “No siempre las diarreas tienen que ver con parásitos, por lo que insisto en que hay que acudir al médico y realizarse los chequeos pertinentes”, subrayó Samayoa.

Actualmente en Panamá no existe un registro de casos de pacientes con la enfermedad inflamatoria intestinal, sin embargo, el médico reiteró que urge la necesidad de crear conciencia en la población sobre estas dos patologías crónicas que cada vez están aumentando.

Flavio Steinwurz, presidente de la Organización Panamericana de Crohn y Colitis (Pancco), resaltó sobre el impacto negativo que la EII tiene en la vida de los pacientes que la sufren y su entorno, que actualmente la investigación y los avances en innovación hacen posible que se controlen los síntomas, permitiendo a las personas que la padecen continuar con sus vidas, realizar sus actividades cotidianas, reincorporarse a su vida laboral y lograr sus sueños.

Según información de Pancco, aproximadamente 6,8 millones de personas en el mundo, y en América Latina y el Caribe padecen EII y la prevalencia ha aumentado de 28,1 casos en 1990 a 33,7 casos por cada 100,000 personas en 2017.

“En Centroamérica comemos muchas frituras, alimentos preparados con demasiados condimentos, sin dejar a un lado los carbohidratos; todo esto causa inflamación en los intestinos...”
NADHYKRISHNA SAMAYOA,
GASTROENTERÓLOGO

Avances médicos

Según los expertos, gracias a los avances científicos se han desarrollado terapias biológicas de alta complejidad que han revolucionado la forma en que se abordan las enfermedades autoinmunes. Estas terapias biológicas tratan una enfermedad determinada utilizando porciones del sistema inmune.

“Los avances alcanzados en el campo de la biotecnología nos han permitido generar terapias que restauran el equilibrio inmunológico y que permiten controlar los síntomas de enfermedades como la EII, evitando que el intestino se siga deteriorando y dándole al paciente la posibilidad de recuperar su vida y continuarla con calidad”, explicó Steinwurz en un comunicado.

Aseguró que la clave está en lograr un diagnóstico temprano para asegurar un tratamiento oportuno que evite la progresión de la enfermedad.

Las personas predispuestas a estas enfermedades tienen dos rangos de edades entre los 20 y 30 años así como las personas adultas de 50 y 60 años. “La EII es extremadamente debilitante y se estima que hasta un 50% de los pacientes puede llegar a tener compromiso extraintestinal, principalmente en articulaciones, piel y ojos, causando un significativo deterioro en la calidad de vida.

Campaña de prevención

Este año la Organización Panamericana de Crohn y Colitis (Pancco) en conjunto con la farmacéutica Janssen lanzaron la campaña '#SigaSinPausa' a fin de educar sobre la EII (que cada 19 de mayo conmemora su día mundial), sus posibles causas y síntomas, y enfatizar sobre la importancia de un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno y adecuado para controlarlas.

Con esta iniciativa se espera poder alcanzar a un gran número de la población y así lograr motivarles a buscar un diagnóstico o tratamiento médico, el cual podrá significar un cambio importante en las vidas afectadas por estos padecimientos.