Temas Especiales

22 de May de 2022

Salud

Detección de cáncer en Panamá aumenta cada año en un 20%

Según el Registro Nacional del Cáncer, esta enfermedad aumenta todos los años un 20%; una realidad reflejada en las salas de atención del Instituto Oncológico Nacional

Detección de cáncer en Panamá aumenta cada año en un 20%
En la región, el cáncer de mama y de ovario representan el 13,2% y del 3.9%, respectivamente de las muertes por cáncer.Cedida

El cáncer es una enfermedad de enorme impacto, no solo sanitario, económico, laboral y social, sino también emocional y psicológico. Nely Ferchán, de 36 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en 2017, pero gracias a su fe y a no dejarse vencer por el miedo a la enfermedad, y sobre todo seguir a pie de la letra los tratamientos médicos pudo recuperarse. Actualmente está en el proceso de reconstrucción mamaria; así lo contó a La Estrella de Panamá.

Aseguró que al recibir el diagnóstico fueron muchas la preguntas que pasaron por su mente. Su actitud positiva y las ganas de seguir adelante, además de los avances en los tratamientos con los que cuenta el Instituto Oncológico Nacional (ION) Dr. Juan Demóstenes Arosemena, fueron las respuestas a todas sus inquietudes. Tenía la esperanza de vivir, pese a que el cáncer en su seno derecho estaba en etapa 3.

“Un 22 de marzo de 2017, me cayó una hormiga en el seno derecho y al frotarme esa área sentí una bolita del tamaño de un limón de cuatro centímetros. Ante esa alerta fui a una clínica y la doctora que me atendió me indicó un ultrasonido y varios exámenes. Fue ahí que me detectaron cáncer en el seno derecho en etapa 3. Tenía 32 años”, detalló Ferchán, en nuestra entrevista durante el foro: 'Heroínas Reales', en conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer, como una actividad promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), cada 4 de febrero.

De acuerdo con Ferchán, primero comenzó con las quimioterapias y luego con radioterapias. Posteriormente le realizaron la mastectomía (cirugía para extirpar el tejido mamario) y estuvo sin seno hasta el 2 de julio de 2021, cuando le colocaron “un pequeño expansor (una especie de bolsa por debajo de la piel en la zona de la mama) y cada 15 días el doctor lo iba rellenando de agua salina, hasta que llegó a un tamaño apropiado. Ahora estamos en el proceso de esperar a que se adapte”.

Detección de cáncer en Panamá aumenta cada año en un 20%
Detección de cáncer en Panamá aumenta cada año en un 20%

“En abril tengo cita con el cirujano para ver si en diciembre me colocan una prótesis y así, terminar con el proceso de reconstrucción mamaria”, recordó.

Para esta paciente de cáncer de mama, en Panamá hay muchos pacientes con esta enfermdad, incluyendo niños; se trata de un padecimiento que le cambia la vida a más de 14 millones de personas, una cifra que la convierte en la segunda causa de muerte en el mundo. Pero, “uno a los 32 años no se imagina que podría tener esta enfermedad; sobre todo porque siempre se dice que es a partir de los 40 años que este cáncer afecta a la población femenina, sin embargo, nos hemos dado cuenta de que no, y uno se pregunta el por qué. Pese a todo tomé el diagnóstico con calma y siento que mi valor y mi fe fueron claves para afrontar este proceso”, argumentó.

“Con el cáncer, si no hay fuerza mental y solo se piensa en la muerte, el cerebro comienza a trabajar en ese norte y es ahí donde las personas se deprimen y se van deteriorando...”.

“En mi caso, mi hija y mi madre también fueron fundamentales, igualmente mis ganas de vivir”, detalló Ferchán.

Detección de cáncer en Panamá aumenta cada año en un 20%
Detección de cáncer en Panamá aumenta cada año en un 20%

Al respecto, nos contó una anécdota: “Cuando comencé las terapias había una muchacha de 27 años con cáncer en etapa 2; pero ella lamentablemente falleció; pese a que tenía un cáncer de mama menos agresivo que el mío, dejó dos niños (5 y 7 años), porque la depresión la venció. Aunque parezca un cliché, la clave de todo esto está en detectar a tiempo y tener buena actitud, porque si la persona se llena de miedo, no se atiende y el cerebro comienza a trabajar negativamente lo cual es perjudicial; nos deterioramos y nos dejamos morir”, apuntó.

La data en Panamá

Franklin Castillero, oncólogo del ION, explicó a este medio que el cáncer es una enfermedad que no descansa, porque cada día a va aumentando.

“Según el Registro Nacional del Cáncer, esta enfermedad en Panamá aumenta todos los años en un 20%, y eso se ve reflejado en el ION, el hospital más grande que trata el cáncer en Panamá y Centroamérica, puesto que todos los días vemos las salas llenas de pacientes que necesitan la atención”, detalló Castillero.

“Lo importante es estar pendientes los síntomas, realizarse los chequeos, asistir a la consultas médicas, hacerse los tamizajes, mamografías, análisis de antígeno prostático específico o PSA, estudio de sangre. Todos estos exámenes son los que usualmente se recomiendan para una detección temprana. Además, es necesario evitar conductas como el uso de cigarrillo, la ingesta de alcohol, las dietas altas en grasas, la comida chatarra, el sedentarismo o no hacer ejercicios, ya que elevan el riesgo de cáncer”, añadió.

También agregó que el cáncer, si es detectado a tiempo, es potencialmente curable, sin embargo, una detección tardía o llevar una vida no saludable conlleva un mayor riesgo, y menor probabilidad de una cura. “Ahora mismo el cáncer de mama encabeza la lista de todos los tipo de cánceres más agresivos en el país, donde se encuentran el de próstata, el colorectal, y el gástrico, por lo que es un problema de salud pública”.

El galeno también hizo un llamado a los jóvenes a que lleven una vida saludable y eviten el uso de cigarrillos, vapeadores, alcohol o derivados del tabaco; y añadió la relevancia de los controles médicos, como una acción preventiva para “no esperar a que la enfermedad avance”.

“Con el cáncer, si no hay fuerza mental y solo se piensa en la muerte, el cerebro comienza a trabajar en ese norte y es ahí donde las personas se deprimen y se van deteriorando...” NELY FERCHÁN, SOBREVIVIENTE DE CÁNCER.

Más infraestructura para atender el problema

Omaira González, coordinadora de la Asociación Nacional de Paciente de Quimioterapia, quien también es sobreviente de cáncer de mama bilateral, resaltó la urgencia de crear otro hospital para tratar el cáncer en el país, ya que el ION se quedó chico para la cantidad de pacientes que acuden a la atención y tratamiento médico.

Por otra parte, cerca de un 70% de las muertes por cáncer en el mundo, suceden en los países menos desarrollados y una de las razones por las cuales esto pasa es porque la mitad de la población global carece de acceso a la gama completa de servicios esenciales de salud.

Adicionalmente, un 90% de los países de renta media y baja no tienen cómo acceder a la radioterapia, que es uno de los tratamientos oncológicos básicos, según datos de la OMS.

Los pacientes con cáncer suelen enfrentarse a estas y otras barreras en la búsqueda de una atención integral, como es el caso de las normas de los países relacionadas con el género y la discriminación, pobreza y estatus económico, racismo, residir en zonas rurales y la edad en que se detecte el tumor, destacó la doctora Eyra Medina, gerente médico senior de Pfizer Centroamérica y Caribe (CAC) en un comunicado de prensa.

En Centroamérica y el Caribe, la compañía desarrolla propuestas de acceso basadas en evidencia del mundo real, que generen un impacto positivo en las instituciones sanitarias, los pacientes de cáncer u otras enfermedades y los gobiernos en sí.

“Desde Pfizer no solo producimos nuevas terapias, sino también, novedades que apoyen a los especialistas en su práctica médica, a los pacientes en la atención de sus enfermedades y a los sistemas de salud de los países a ser más sostenibles”, acotó la doctora Medina.

La brecha de acceso es una realidad para todos los países; sin embargo, si estos crean un sistema de salud sostenible, pueden destinar sus recursos a los servicios de mayor valor y apoyar tanto el desarrollo como la adopción de innovaciones, que incluye el acceso de los pacientes a los métodos de diagnóstico y tratamientos más novedosos que la ciencia ofrece.

En la actualidad, existen cerca de 48.3 millones de personas con vida, después de cinco años de haber sido diagnosticadas con cáncer. “Esto refleja que sí hay esperanza y que conforme los gobiernos mejoren su inversión en salud, se implementen procesos adecuados de diagnóstico temprano en los países y se haga uso de terapias beneficiosas contra el cáncer, las posibilidades de sobrevivir a esta enfermedad y a otras seguirán aumentando. Este es el momento de reaccionar y seguir luchando contra el cáncer”, subrayó la gerente médico.

Innovación en el tratamiento del cáncer

Esperanza

El cáncer es una de las enfermedades más complejas; los científicos continúan desarrollando diversas opciones para el tratamiento de los más de 200 tipos que existen y sus mutaciones. Si bien la cirugía, la radioterapia yla quimioterapia continúan existiendo, también destacan otro tipo de innovaciones para tratar esta enfermedad.

Uno de los avances más importantes es la medicina de precisión, que determina esas pequeñas diferencias entre cada paciente, a través de estudios moleculares, y halla la secuencia responsable de la mutación que causa el tumor, con el fin de establecer cuál es el mejor tratamiento. Una terapia dirigida o personalizada normalmente ataca solo las células malignas causantes de la enfermedad y puede que detenga o retarde el crecimiento o diseminación del cáncer, optimizando los pronósticos del paciente.

“Durante los últimos 10 años, en la farmacéutica Pfizer hemos adoptado nuevos enfoques para hacer que nuestra investigación científica se traduzca en medicamentos efectivos para las personas que viven con cáncer. En la actualidad, trabajamos incansablemente para desarrollar una nueva generación de avances en diversos tipos de tumores, como es el caso de la medicina de precisión, tomando siempre en cuenta que el cáncer no es una enfermedad estática y que debemos ser tan ágiles como los cambios constantes que esta presenta”, destacó la doctora Eyra Medina, gerente médico senior de Pfizer Centroamérica y Caribe (CAC) en un comunicado.

La inmunoterapia es otro tipo de innovación, que usa al propio sistema inmune del ser humano para ayudar a reconocer las células cancerígenas y combatirlas. Suele usarse con otros medicamentos y aplicarse en pacientes con metástasis, para mejorar su calidad de vida.