Temas Especiales

28 de May de 2020

Tecnología

General Electric invierte en desarrollo de tecnología

El agua es un recurso vital, que cubre el 71 % de la superficie terrestre, pero hoy sólo queda el 1 % de las reservas mundiales aptas p...

El agua es un recurso vital, que cubre el 71 % de la superficie terrestre, pero hoy sólo queda el 1 % de las reservas mundiales aptas para consumo. Un estimado de 884 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable y casi 1,5 millones de niños mueren cada año a causa de consumir aguas no potables y contaminadas.

Estudios realizados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO sus siglas en ingles), estiman que 1 de cada 5 países en vías de desarrollo tendrá escasez de agua antes de 2030.

El 20 por ciento del consumo mundial de agua es realizado por la industria, es por esto que General Electric (GE), realiza grandes inversiones para desarrollar soluciones con el objetivo de reducir el consumo y reutilizar el agua residual; a través de Equipos de purificación de agua, sistemas de tratamiento móvil y procesos de desalinización.

"En GE somos conscientes de la enorme importancia que el agua tiene para la Sociedad, desde su consumo humano y animal hasta su uso industrial, comercial y agrícola. La cada vez mayor demanda de este líquido precisa de acciones por parte de la iniciativa privada para lograr reducir este consumo y garantizar el acceso al agua potable a toda la población del mundo. Esa importante labor tiene como principal referente a GE, líder en el desarrollo de soluciones para reducir el consumo y reutilizar el agua utilizada en procesos industriales", señaló Héctor Aguilar, CEO de GE Centro América y El Caribe.

La propuesta global de GE incluye como uno de sus principales objetivos la reducción del uso del agua dulce, en el ámbito industrial. Su meta, es lograr para el 2015, bajar un 25 por ciento de su consumo total del vital líquido, en todos sus procesos.

Algunos ejemplos de estas modernas iniciativas son: la implementación de tecnología Sensing, con una inversión de 1800 millones de dólares en investigación y desarrollo de tecnologías limpias. Así como la incorporación del Sistema True Sense –ya presente en Venezuela-, que permite el ahorro efectivo del agua y está dirigido, fundamentalmente, a la empresa petrolera, petroquímica, siderúrgica y alimenticia.