La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Tecnología

Educación virtual, la apuesta del futuro

El director de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de esta universidad, José María Barsallo, asegura que la virtualidad permite estudiar en cualquier parte del mundo.

La virtualidad permite estudiar en cualquier parte del mundo.

Muchos países del mundo apuestan por la educación virtual. Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) empujan la innovación de metodologías de enseñanza y aprendizaje. Pese a los retos que aún enfrenta la también llamada ‘educación del futuro', la Universidad del Istmo —con más de 30 años al servicio de la educación en Panamá— implementó este año un nuevo plan de estudio que incluye la carrera de Derecho virtual, con el fin de llevar una educación de calidad y más amigable a los estudiantes de esa carrera.

El director de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de esta universidad, José María Barsallo, asegura que la virtualidad permite estudiar en cualquier parte del mundo. ‘La ventaja que tenemos es que los estudiantes que viajan o trabajan pueden realizar sus actividades sin tener que ir a la universidad a realizar los exámenes porque le damos un debido seguimiento dentro de los estándares educativos', detalla el profesor.

‘Esta es la nueva tendencia en la educación. Estudiar sin paredes o dejar atrás el método tradicional de sentarse y escuchar al profesor por horas. Es lo que se busca actualmente', subraya Barsallo.

En la carrera de Derecho, la educación virtual dura lo mismo que la presencial. ‘Cuatro años (12 cuatrimestres) y son las mismas asignaturas del pénsum académico con las rigurosidades que implica', enfatiza el director.

Sin embargo recomienda que la educación virtual no es para una persona desinteresada. Tampoco para quienes rehabiliten una materia. ‘Esto también es una oportunidad para que quienes estén lejos; por ejemplo, alguien que se encuentre laborando en las minas de Donoso (Costa Abajo de Colón) y no puede bajar de la montaña o una persona que esté privada de libertad, puedan estudiar', acota Barsallo.

El profesor asegura que se trata de una respuesta que brinda la casa académica para cubrir las necesidades de educación en el país.

La rectora de la Universidad del Istmo, Adriana Angarita, explica que los empleadores en Panamá están conscientes de que la educación virtual apunta, cada vez más, hacia donde se están desarrollando los mercados y las necesidades del país; tomando en cuenta que, por naturaleza, la modalidad ofrece el aprendizaje de habilidades en el área de tecnología e innovación, aspectos de suma importancia en estos tiempos.

‘Los empleadores tienen claras las ventajas de la modalidad. La aceptación en las empresas de un profesional formado, a través de la educación virtual, constituye un obstáculo superado en el país', resalta Angarita.

Igualmente, destaca que el país ha invertido ‘mucho dinero' en infoplazas y conexión a Internet de banda ancha, lo que permite el desarrollo de esta modalidad de estudio.

A nivel nacional actualmente operan 290 infoplazas, la mayoría en zonas de difícil acceso, de acuerdo con Infoplazas AIP.

Los avances en la condición para el desarrollo y la aceptación profesional de la virtualidad en la educación superior son evidentes en el aumento de egresados. Por ejemplo, la matrícula en esta modalidad en la Universidad del Istmo ha crecido 205%, en los últimos tres años, pasando de representar el 2.8% de sus graduados anuales en el 2016 al 9.7 en 2018, dejando en evidencia el éxito y la igualdad con la que se puede ingresar al mercado laboral, por lo que cada vez más personas la consideran una opción para crecer profesionalmente.

Además, a nivel de normativa las universidades están empezando a trabajar junto con la Comisión Técnica de Desarrollo Académico (CTDA) y el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá (Coneaupa) en cómo avanzar rápido en la actualización de la educación en el país.