Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Deportes

La distancia se ha acortado

PANAMÁ. La selección nacional tiene un mal recuerdo de la última vez que enfrentó a México en el estadio Azteca en eliminatorias mundial...

PANAMÁ. La selección nacional tiene un mal recuerdo de la última vez que enfrentó a México en el estadio Azteca en eliminatorias mundialistas.

Fue el 7 de septiembre de 2005, cuando se jugaban las eliminatorias para el Mundial de Alemania 2006.

Ante unos 40 mil fanáticos, los mexicanos mostraron todo su poderío y golearon a Panamá 5-0, con anotaciones de Luis Pérez (31’), Rafael Márquez (54’), Jared Borguetti (59’), José Fonseca (75’) y Pavel Pardo (76’).

El equipo de Panamá era dirigido en ese entonces por el técnico colombiano Eugenio ‘Cheché’ Hernández, mientras que al frente del ‘‘Tri’’ estaba Manuel Lapuente.

El portero Jaime Penedo, el capitán Felipe Baloy y el volante Gabriel Gómez son los únicos jugadores que estuvieron en aquel encuentro y que el próximo viernes tendrán la oportunidad de una revancha.

En la selección mexicana repiten tres defensores: Rafael Márquez, Carlos Salcido y Francisco ‘‘Maza’’ Rodríguez.

HABLAN DOS DE LOS PROTAGONISTAS

Julio Medina III, el popular ‘‘Puchito’’, recuerda muy bien ese partido, pues fue uno de los protagonistas.

Medina, quien fue uno de los volantes ofensivos que presentó el cuadro nacional, asegura que Panamá fue víctima de la mala planificación que había en ese entonces.

Recuerda Medina que jugaron ante más de 40 mil espectadores, pero a pesar de la presión del público, fueron otros factores los que afectaron al equipo nacional.

‘A nosotros sí nos afectó la altura. A mí me afectó. Creo que fuimos víctimas de la mala planificación’, señaló ‘Puchito’.

El exseleccionado nacional siente que ahora las cosas son diferentes, porque se trabaja con más profesionalismo y el técnico Julio Dely Valdés ha sabido manejar muy bien al grupo.

Anthony ‘Chalate’ Torres era el capitán de la selección, y junto a Felipe Baloy conformaba la pareja de centrales de la zaga panameña.

Torres señaló que ese partido fue diferente, porque Panamá ya casi no tenía opciones de clasificar y se jugó para cumplir.

Torres asegura que Panamá trató de aguantar en el partido y lo hizo hasta el primer tiempo que terminó 1-0, pero en la segunda mitad el equipo perdió el orden, dice Torres, y vino la goleada.

No hay excusas, asegura ‘Chalate’. Esa era la distancia entre México y Panamá.

Pero desde hace unos años, dice Torres, las cosas han cambiado.

‘Claro que las distancias se han acortado, y ellos lo saben. Ahora nos respetan más’, asegura Torres.

A su juicio, lo de la altura es algo psicológico, pero acepta que sí afectó a varios jugadores. La presión del público tampoco fue un factor determinante, añade.

‘Yo les mando un mensaje a los muchachos; lo importante será la actitud que ellos demuestren en la cancha, porque tienen la posibilidad de hacer historia’, subrayó el exjugador.