Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Béisbol

Miami encontró la fórmula para vencer

Tras temporadas malas y gastos suntuosos, el equipo de la Florida se ha convertido en un serio contendor en el Este de la Liga Nacional

Hace solo unos tres años, los Marlins de Miami parecían un equipo encaminado a hacer mucha bulla en las Grandes Ligas.

Un nuevo estadio, contratos multimillonarios, y un director campeón. Nada de eso ayudó al equipo.

Los Marlins sencillamente defraudaron. La novena fue desmantelada. Los lujos se terminaron.

AUSTEROS Y PRODUCTIVOS

Desde el año pasado, el equipo cambió radicalmente sus hábitos de consumo.

Al enviar a todos sus peloteros costosos a otros equipos, redujo su planilla sustancialmente, lo que le permitió hacer algunas contrataciones y dar incentivos a ciertos peloteros.

Trajó a Jarrod Saltalamacchia a la receptoría, a Carlos Mármol al bullpen y mantuvo a Giancarlo Stanton y Donovan Solano con salarios atractivos.

De sus fincas, llegó el cubano José Fernández para ganar el premio al Novato del Año en 2013, condición que ha ratificado con creces en el primer mes de temporada regular.

Los Marlins tienen la nómina más baja de la División Este de la Liga Nacional, y la penúltima de todo el béisbol de Grandes Ligas: solo 46 millones de dólares distribuidos entre sus 24 peloteros y el cuerpo técnico.

En su visita a Panamá en marzo pasado, el mánager Mike Redmond aseguró que los Marlins serían contendores este año.

‘Tenemos talento, y eso es lo importante’, dijo en ese momento, consciente de que sus rivales tienen mucho dinero para hacer inversiones.

Redmond ha tenido hasta ahora la respuesta en el terreno. Su equipo está en la pelea.