19 de Ago de 2022

Béisbol

Justo para Francona; dudoso para Roberts

Otro premio cuya delegación ha causado polémica. Pese a su gran campaña, los cronistas dejaron por fuera a Joe Maddon

Justo para Francona; dudoso para Roberts
Terry Francona ganó el premio por segunda vez en cuatro años, con los Indios de Cleveland.

Una vez más, la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica da muestras de no ser

consistente en sus apreciaciones.

La votación para el premio al mejor piloto de la temporada tuvo dos vertientes muy diferentes, pues si bien no habría dudas en que el mánager de los Indios de Cleveland, Terry Francona, era pleno merecedor de la distinción, sí es preciso agregar que por su manejo en muchas ocasiones desacertado, Dave Roberts de los Dodgers de Los Ángeles no debió haber ganado el premio.

LAS CIFRAS NO MIENTEN

El premio al Mánager del año fue uno que trajo nuevas polémicas en las Grandes Ligas.

103 victorias obtuvo Joe Maddon con los Cachorros de Chicago, además de ganar la Serie Mundial; cartas de gran peso y legitimidad.

91 triunfos logró Dave Roberts en su primer año con los Dodgers de Los Ángeles, ganando la División Oeste de la Liga Nacional.

Lo de Francona era previsible, pues tal como lo logró en el 2012 cuando debutó al frente de los Indios, su filosofía de juego predominó con creces, y los Indios respondieron como un gran equipo, superando todos los obstáculos para llegar a la Serie Mundial, aunque perdida ante los Cachorros de Chicago.

Francona obtuvo 22 de los 30 votos a primer lugar, supernado a Jeff Banister, de los Rangers de Texas, ganador del año anterior, mientras que el tercero fue para Buck Showalter, de los Orioles de Baltimore.

POLÉMICA DESIGNACIÓN

Dave Roberts, sorprendió con su designación en la Liga Nacional, donde superó a dos grandes veteranos como Joe Maddon, campeón de la Serie Mundial con los Cachorros de Chicago, y Dusty Baker, de los Nacionales de Washington.

Con Roberts al mando, los Dodgers ganaron la División Oeste de la Liga Nacional, pero no pudieron liquidar a los Cachorros de Maddon.

Por primera vez como director de un equipo de Grandes Ligas, a Roberts le fue rudamente cuestionada la forma en que manejó al club, que tuvo a 28 peloteros distintos en la lista de los lesionados, la mayor cifra de cualquier equipo en los últimos 30 años.

Usó a 31 lanzadores distintos, en la supuesta búsqueda de una respuesta de apoyo para Clayton Kershaw, el mejor lanzador del béisbol actual, cuyo brazo fue extra utilizado a lo largo de la campaña, generando duras críticas de los aficionados de los Dodgers.

Además, numerosos expertos estiman que Roberts en su novatada, cometió múltiples errores, que fueron desde la confección de una alineación hasta decisiones de juego que costaron victorias al equipo.

Una vez más, los cronistas de béisbol estadounidenses dieron muestras de inconsistencia en sus decisiones, al escoger a Roberts, un prospecto de mánager, sobre un dirigente consagrado.