Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Boxeo

Los coliseos en Colón se construyen a cuentagotas

La ciudad cumplirá un año más desde que fue fundada en medio de la construcción de un ferrocarril, sin que su sociedad vea cumplida su ambición de ser reconocida como segunda ciudad en importancia del país

Academia Ismael Laguna.Cedidas

La ciudad de Colón cumple esta semana 164 años de fundación. Menciono la semana y no la fecha exacta, porque hay artículos, tesis, tratados y otras tantas notas, que aseguran que el día exacto es el 29 y no el 27 de febrero, como se ha estado celebrando por decenas de años.

Es un asunto para historiadores y no para pichones de investigadores como nosotros, aunque de algo estoy seguro, y es que pasarán muchos años más y estos no se pondrán de acuerdo, de la misma manera como tampoco lo han hecho en el tema en que si fue separación o independencia, lo que hay que celebrar cada 3 de noviembre.

Lo cierto es que Colón, la ciudad de gran idiosincrasia y costumbres, cumplirá un año más desde que fue fundada en medio de la construcción de un ferrocarril, sin que su sociedad vea cumplida su ambición de ser reconocida como segunda ciudad en importancia del país y, como tal, sea atendida en todas sus expresiones y renglones.

La Arena de Colón

La verdad es que es poco lo recibido hasta ahora, y a cuentagotas.

Pero, vayamos al cuento que no es corto y que, como todos los lunes, tiene que ver con el deporte.

Una ciudad de famosos

Repetidamente lo he señalado: 'Colón, como provincia, es la que más, mejores, y más connotados atletas le ha dado a Panamá'. Claro, salvo contadas excepciones.

Los primeros peloteros en las grandes ligas, los primeros campeones mundiales en el deporte aficionado, los primeros monarcas de boxeo profesional, el primer campeón mundial y olímpico en atletismo, etc., etc., etc.

Estadio Armando Dely Valdés

Los peloteros Humberto Robinson, Héctor López, Patricio Scantlebury y Vibert Clark; los luchadores Julio Kennion y Saúl Leslie; los boxeadores “Panamá” Al Brown e Ismael Laguna, y el saltador Irving Saladino, engalanan esta privilegiada lista.

No obstante, para vergüenza de todas las administraciones que han pasado por el Palacio de las Garzas, ninguna ha podido darle el tratamiento que se merece el conjunto de atletas que, en el pasado y ahora, se esfuerzan por hacerlos sentir orgullosos de ser panameños.

El último de ellos fue la saltadora Nathalee Aranda que, tras su medalla de oro en el primer Suramericano de Atletismo bajo techo en Bolivia, mereció una mención por redes sociales del primer ciudadano del país.

Trabajos a cuentagotas

Pero ¿qué de sus instalaciones? Tanto las viejas como las prometidas, entre ellas, la llamada ciudad deportiva, que un día en el mes de diciembre empezó su construcción a un coste de $65 millones, y hoy, siete años después, a su alrededor solo hay escombros y herbazales.

En esa línea también están la Arena Panamá Al Brown y los estadios Roberto Mariano Bula, Jaime Vélez y Armando Dely, cuyas intenciones de la administración del presidente Juan Carlos Varela fue remodelarlos completamente, pero se acabó el dinero y con ello todos los planes.

El presidente Laurentino Cortizo retomó el compromiso en octubre pasado, incluyendo la construcción de la piscina Hernando Ibáñez, entre otras instalaciones, pero hasta ahora las cosas van muy despacio y con muy poca o casi nada de información para la familia deportiva colonense.

Y, mientras esto ocurre, los atletas de las diversas disciplinas entrenan y practican 'donde pueden' y en lugares y circunstancias no aptas, como les ocurre a los deportistas del judo, pesas, lucha, karate y béisbol, entre otros.

Según el expesista José Díaz, presidente de la Confederación Deportiva de Colón, los trabajos se están realizando.

Explicó que la construcción del nuevo estadio de béisbol se le adjudicó a otra empresa, tras el incumplimiento de la primera, y se espera que para finales de marzo estén colocados todos los pilotes que soportarán la estructura del coliseo.

Díaz, quien, junto a otros dirigentes, está haciendo las veces de supervisor para que se cumpla con lo prometido, dijo que existe un cronograma de trabajo que, en sus primeras etapas, incluye la Academia de Boxeo Ismael Laguna y el estadio Jaime Vélez, ambos en ciudad Arco Iris.

Estadio Mariano Bula

'A ambas estructuras se les colocará pilotes, lo mismo que a la estructura que se construirá en el estadio de fútbol Armando Dely, pero en este se esperará a que concluya el torneo de la LPF', explicó el ahora dirigente de la halterofilia.

Díaz informó que, debido al incumplimiento de la empresa contratada durante la administración Varela, que tendría la responsabilidad de construir varios coliseos, la responsabilidad se ha distribuido entre varios consorcios y cada uno cumplirá con una parte del trabajo.

'Es por ello que se trabajará por etapas y, una vez se concluya una, se pasará a la otra, que será tomada por una empresa diferente', añadió.

Según el cronograma trazado, la academia de boxeo debe estar lista antes de finalizar el año, y a finales de 2021 deben ser entregadas las otras instalaciones.

En el caso de la Arena de Colón, la piscina Hernando Ibáñez y otras construcciones deportivas previstas, tienen otro programa de trabajo.