Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Fútbol

Brasil afina su equipo y apunta al sexto título

El equipo que dirige el técnico Luis Felipe Scolari enfrenta hoy al conjunto de Serbia en su último encuentro de preparación

El sueño se repite en la mente de cada jugador: Brasil levanta la Copa del Mundo por sexta vez y en su Maracaná de Rio de Janeiro y borra además ese mal recuerdo de 1950.

Luiz Felipe Scolari es el maestro de la orquesta. En 2002 fue el artífice del quinto título mundial brasileño y ahora tiene la ‘obligación’ de ganar en casa, como no se logró hace 64 años cuando la anfitriona ‘canarinha’ cayó 2-1 ante Uruguay en el mayor trauma de la historia de su fútbol.

La selección auriverde que disputará el Mundial es producto de un proceso de continuidad que arrancó con esa impecable campaña que Brasil cerró con goleada por 3-0 ante España en la final de la Copa Confederaciones de 2013.

Los jugadores ya están concentrados, tienen más de una semana de entrenamientos en Teresópolis y una goleada 4-0 en amistoso sobre Panamá, que permitió a ‘Felipao’ identificar las fallas y terminar de ajustar los últimos detalles.

Un segundo amistoso este viernes ante Serbia definirá el once titular para el debut en el Grupo A del Mundial, en Sao Paulo, el 12 de junio ante Croacia.

Brasil, clasificado al Mundial por su condición de anfitrión, enfrentará posteriormente a México y Camerún en la primera ronda.

La selección pasó por una profunda reforma que comenzó tras el fracaso del DT Dunga en el Mundial de Sudáfrica-2010.

Comenzó con Mano Menezes, que no tuvo éxito pero dejó una base que Scolari mejoró y explotó con éxito.

De los 23 jugadores, sólo seis han pasado antes por un Mundial: Julio César, Dani Alves, Maicon, Thiago Silva, Ramires y Fred.

Y de ellos sólo dos fueron titulares en el equipo de Dunga, Julio Cesar y Maicon. Pero eso no preocupa a ’Felipao’, que no duda al decir que va "hasta el infierno" con sus jugadores.

De todos, Neymar es tal vez el único jugador fuera de serie. Aunque tuvo una temporada discreta en su primer año en el Barcelona,