Panamá,25º

15 de Dec de 2019

Fútbol

Milan vs. Inter, la ciudad dividida

Este domingo se juega una nueva versión del Derby de la Madonnina

En diciembre de 1889, se fundó el club de fútbol AC Milan.

Todo empezó con un grave desacuerdo, con una agria disputa entre amigos. Ocurrió en 1908 y de las chispas del conflicto surgiría una de las mayores y más laureadas rivalidades del fútbol europeo. Pocos años antes, en diciembre de 1899, se había fundado el club de fútbol AC Milan. Sus gestores originales eran un par de ingleses residentes en Italia. La organización futbolística se mantuvo en pie por ocho años de consecutivos éxitos deportivos. Pero en 1908, surgió una áspera discusión entre dos grupos de sus miembros. El asunto tenía que ver con la presencia de jugadores extranjeros en el equipo. Al no resolverse la discusión, el equipo se fracturó en dos bandos perfectamente definidos. Por una parte estaban quienes se oponían a la novedad de los extranjeros. Y por otro lado se activó una facción ‘tránsfuga', formada por aquellos que abogaban por hacer más internacional al equipo. Adivinaste, los ‘tránsfugas' armaron un nuevo club, y lo bautizaron Internazionale, resaltando su nueva esencia que buscaba ampliar la inclusividad de sus miembros. Dice el refrán que no hay peor cuña que la del mismo palo y así, ambos clubes se tornaron en irreconciliables rivales deportivos.

Se dice que el primer enfrentamiento entre ambos se dio casi de inmediato, en la final de la Copa Chiasso en el mismo 1908, año del nacimiento del Inter. Sin embargo, el primer enfrentamiento oficialmente reconocido data del campeonato local de primera división italiano, en enero de 1909. Entonces, ganó el Milan por 3-2. En sus primeros años de existencia, la rivalidad, incluía claros elementos sociales. Mientras el Inter era visto como representante de la burguesía, el Milan era constantemente relacionado con los grupos de la clase trabajadora. Entonces era habitual decir que los hinchas del Inter llegaban al estadio en sus motos, mientras que los del Milan se veían obligados a utilizar el transporte público. De más está decir, que esas diferencias ya no existen, pero lo que no deja de ser asombroso, es la paridad entre ambos clubes a la hora de medir logros y títulos. Ambos mantienen 30 trofeos locales (contando ligas y diversas copas). Cada uno ostenta 18 ligas italianas. En la Copa Italia, Inter tiene 7 títulos contra 5 del Milan. Mientras que en La Supercopa los números se invierten: 7 del Milan contra 5 del Inter.

Y si miras el récord de sus enfrentamientos, la cosa no es muy diferente. 78 triunfos tiene el Inter, contra 76 del Milan. Pero si observamos los títulos internacionales, la ventaja se decanta hacia el Milan que ganó 7 títulos de Champions contra solo 3 del Inter.

En temporadas recientes, el Derby de la Madonnina no ha tenido el mismo relumbror que en décadas anteriores. Sin embargo, ambos clubes caminan firmes hacia la recuperación de antiguos brillos y están escalando posiciones, mientras avanzan en la dirección correcta.

En cuanto al choque de este domingo (2.30 p.m. horario de Panamá) los rivales están cerquísima el uno del otro. Tercero el Milan con 51 puntos, cuarto el Inter con uno menos. Ambos en zona de Champions, aunque amenazados por un cuarteto de equipos que asoman sus narices en una tenaz persecución, que hace muy necesarios los puntos. El Milan viene de una seguidilla de 5 triunfos consecutivos y en líneas generales tiene un plantel saludable, encabezado por sus dos enormes refuerzos de enero, Krzysztof Pjatek y Lucas Paquetá. Mientras tanto, el Inter viene de una línea de partidos menos buenos, y juega hoy en la Europa League contra el Eintracht Frankfurt, lo que aumentará su desgaste. Además mantiene algunas limitaciones en su plantel. Radja Nainggolan arrastra molestias musculares, Joao Miranda se recupera de una nariz fracturada y Marcelo Brozovic también muestra conflictos musculares. Y por supuesto, si hablamos de posibles bajas, sin duda la incógnita mayor y la telenovela mayúscula del fútbol italiano tiene nombre y apellido: Mauro Icardi. Bueno, son dos nombres. No podemos dejar de lado a Wanda Nara, esposa y agente del delantero argentino, y por mucho la villana favorita del fútbol mundial. Recordemos brevemente: Inter (club), Icardi (capitán y estrella) y Wanda (agente, esposa y presentadora de televisión) han estado discutiendo la posible renovación de Icardi con el Inter. Cuando el club estaba casi dispuesto a cumplir las exageradas exigencias del jugador, Wanda Nara declaró públicamente que ‘estaban más lejos que nunca' Icardi se autoapartó del equipo aduciendo molestias físicas. El club lo despojó de su capitanía. El tira y afloja continúa vivo y saludable (sonríen los del AC Milan), Wanda continúa insultando a compañeros y rivales de Icardi vía redes o en su programa televisivo Tiki Taka, e Icardi ya lleva 3 semanas sin jugar.

Hay quienes sueñan con verlo este el domingo, capitaneando al Inter. Ya veremos. Lo que sí parece muy prometedor es un enfrentamiento intenso, con mucho en juego, manteniendo viva una larga tradición y una riquísima historia futbolera.