20 de Oct de 2021

Fútbol

Otra 'final' en San Siro

Un lustro después, el Atlético de Madrid regresa a San Siro con el mismo anhelo, con su irrenunciable ambición de la Liga de Campeones

Otra 'final' en San Siro
Antoine Griezmann (c), delantero del Atlético de Madrid, durante el entrenamiento en la Ciudad Deportiva.EFE

Un lustro después, el Atlético de Madrid regresa a San Siro con el mismo anhelo, con su irrenunciable ambición de la Liga de Campeones; entonces con la final perdida en los penaltis ante el Real Madrid y ahora con un partido crucial contra el Milan, al que visita este martes advertido por su momento, por el crecimiento de su rival y por la suma importancia del duelo.

"No me detengo tanto en ese momento (en el dolor por la derrota en la final de 2016 en San Siro), sino que me centro en el presente", despejó este lunes Diego Simeone, cuyo equipo está de nuevo bajo presión, porque aún no ha alcanzado un nivel ni siquiera reconocible; y porque el 0-0 de la primera jornada en casa contra el Oporto descubre aún más necesidad este martes: una victoria vislumbraría un futuro prometedor; una derrota lo complicaría todo.

Lo sabe el Atlético, que se mueve en ese filo con el que ya ha convivido unas cuantas veces en la Liga de Campeones, que tiene una exigencia especial y que no permite apenas errores, menos aún en un grupo con el aspecto tan competitivo como el suyo, con el Liverpool como el otro adversario de un cuarteto aún sin pronóstico.

Y, encima, con las dudas que sobrelleva ahora el conjunto rojiblanco, que rebusca nuevas ideas para contraponer a los nuevos problemas que le plantean sus rivales, con la expresividad que tuvo en ese sentido la derrota del pasado sábado contra el Alavés (1-0), mientras Simeone reclama más agresividad en las áreas, entre la vulnerabilidad defensiva y la poca producción de ocasiones y goles.

Nada más ha logrado una victoria en sus últimos cuatro choques oficiales (el 1-2 en Getafe en el tramo final con dos goles de Luis Suárez y contra diez), aún no se parece en nada al equipo que fue campeón hace cuatro meses -ni en fiabilidad ni en pegada ni en equilibrio- y todavía mantiene pendiente la recuperación del mejor Antoine Griezmann, sin goles ni transcendencia desde su reencuentro.

El delantero francés será suplente en Milán. Al menos a eso apuntan las pruebas de Diego Simeone. Tal hecho describe del momento del atacante, en otra época titular indudable e indispensable en el conjunto rojiblanco en cualquier compromiso, más en un encuentro de tanta envergadura como el que le aguarda este martes a su equipo.

Tampoco se prevé de inicio ni a Joao Félix ni a Thomas Lemar, las dos altas del técnico para el choque; el primero después de dos partidos de baja por sanción en LaLiga y el segundo después de tres encuentros consecutivos fuera por una lesión muscular. Los dos vuelven a la convocatoria, de la que sale Stefan Savic, por sanción.

Simeone rearmará a su equipo en un 4-4-2, previsiblemente; devolverá al once tanto a Koke Resurrección, en el centro del campo junto a Geoffrey Kondogbia, como a Ángel Correa, de compañero de ataque de Luis Suárez, y, quizá, a Renan Lodi en el lateral izquierdo, y mantendrá a Marcos Llorente, Yannick Carrasco, Kieran Trippier, Mario Hermoso y Jan Oblak dentro de la alineación inicial.

La duda está en el perfil derecho del centro de la defensa, entre José María Giménez, que no jugó en Vitoria, que se entrenó con el grupo con normalidad los dos últimos días y del que el club no ha informado de que sufra ningún tipo de molestia, o Felipe Monteiro.

Enfrente, el Milan lo espera en un momento positivo, tras confirmar este fin de semana su segunda posición en la Serie A gracias al triunfo por 2-1 en el campo del Spezia, decidido por los goles de Daniel Maldini, hijo de Paolo Maldini, y del español Brahim Díaz, un elemento ya imprescindible para el técnico Stefano Pioli en línea de tres cuartos.

Sin el sueco Zlatan Ibrahimovic, de baja por un problema en un tendón, el croata Ante Rebic es el favorito por delante del francés Olivier Giroud para ser el delantero titular en un 4-2-3-1 en el que la línea ofensiva se completará con el portugués Rafa Leao, Brahim y el belga Alexis Sarlemaekers.

De ser suplente, Giroud sería una arma para Pioli en la reanudación. El delantero galo ya sabe lo que es marcar al Atlético: lo hizo con una gran chilena el año pasado en los octavos de final, camino del título de Campeón de Europa conquistado con el Chelsea.

El Milan, que perdió 2-3 en Anfield ante el Liverpool hace dos semanas, en su regreso a la Copa de Europa tras siete años de espera, debería recuperar al danés Simon Kjaer en defensa, mientras que no estarán Ibrahimovic, el francés Tiemoue Bakayoko, el italiano Alessandro Florenzi ni el bosnio Rade Krunic, según informó Pioli.

No hay dudas en la portería, donde jugará el francés Mike Maignan, el heredero de Gianluigi Donnarumma, quien firmó por el París Saint Germain, detrás de una línea de cuatro en la que la amenaza es el también galo Theo Hernández. El exlateral del Atlético y del Real Madrid está siendo protagonista de actuaciones de altísimo nivel en el Milan. Firmó seis goles en su primera campaña, siete en la segunda y lleva uno en este comienzo de curso.

- Alineaciones probables

Milan: Maignan; Calabria, Kjaer, Tomori, Theo; Tonali, Kessie; Saelemaekers, Brahim, Leao; Rebic.

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Giménez o Felipe, Hermoso, Lodi; Llorente, Kondogbia, Koke, Carrasco; Correa, Luis Suárez.

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía).

Estadio: San Siro.

Hora: 21.00 CET (19.00 GMT).