Temas Especiales

30 de Ene de 2023

Fútbol

Cho Gue-sung, la nueva 'cara' de Mundial

Conocido por su talento con balón, también ha sido objeto de propuestas de matrimonio de diferentes usuarios por su aspecto físico

Cho Gue-sung, la nueva cara del Mundial
El jugador Cho Gue-sung de Corea del Sur.Redes Sociales

La Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 ha dejado varias historias interesantes por contar. Una de ellas es la historia del delantero de Corea del Sur, Cho Gue-sung, cuya vida ha dado un giro de 360 grados.

De acuerdo con la prensa asiática, el delantero del Jeonbuk FC de la K League 1, se ha convertido en unas de las caras más atractivas del Mundial, tanto así que durante los últimos días le han llegado numerosas notificaciones de matrimonio a través de sus redes sociales, hasta el punto que el joven de 24 años tuvo que apagar su celular para poder descansar de los internautas pidiendo su mano.

Además de la cantidad de mensajes que estaba recibiendo, su red social de Instagram pasó de tener 20 mil a más de 2 millones seguidores en las últimas semanas.

"Necesitaba descansar. Su móvil estuvo sonando toda la noche y no podía dormir. Trataba de concentrarse sólo en el fútbol y no paraban de llegarle mensajes", relató la periodista Seo Jung-hwan.

Casualmente Cho Gue-sung fue el protagonista del encontronazo que tuvo Cristiano Ronaldo durante el partido ante Corea del Sur. El 'luso', al momento de salir del campo, mostró su malestar al decir que un jugador coreano lo estaba apresurando para salir del campo. "Antes de mi cambio, un jugador de Corea me dijo que me marchara rápido y le dije que se callara porque no tenía autoridad", relató el propio Ronaldo.

En cuanto a lo futbolístico, el delantero que portaba la camiseta nueve del elenco de Corea del Sur, puede decir que es el primer coreano en marcar más de un gol en un partido de un Mundial y en el primer asiático en anotar dos anotaciones de cabeza en un mismo cotejo. Gracias a su altura (1.89 metros) su juego aéreo es extremadamente peligroso.

Durante su estancia en el Gimcheon Sangmu, un equipo que acoge a los jugadores durante su servicio militar obligatorio, rompió las redes en 21 ocasiones en 51 partidos, alternando la primera y segunda división coreana.