Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Más Deportes

Gran Prueba China

PANAMÁ. Tres semáforos verdes. Tres banderas a cuadros. Tres ganadores diferentes en lo que va del año. La Fórmula Uno comienza lentamen...

PANAMÁ. Tres semáforos verdes. Tres banderas a cuadros. Tres ganadores diferentes en lo que va del año. La Fórmula Uno comienza lentamente a recuperar la competitividad, la incertidumbre, el prestigio y los flashes de aquellas cámaras que una vez encandilaron al mundo del deporte.

Mañana se corre el Gran Premio de China, rápido, frío, húmedo y que no cree en favoritos. Con dos rectas en las que los bólidos alcanzan los 320 km/h y variadas curvas abiertas, hacen de éste uno de los circuitos más veloces y atractivos del calendario, donde los adelantamientos están a la orden del día.

DOMINIO BRITÁNICO

En los ensayos libres del viernes, en el que los pilotos experimentan y pulen detalles, los McLaren de los británicos Jenson Button y Lewis Hamilton dominaron con autoridad y solvencia, en una jornada que volvió a encender la alarma en Ferrari tras la segunda rotura de motor por parte de Fernando Alonso en dos semanas.

Su compañero Felipe Massa, que lidera en el campeonato sin ganar ninguna carrera, tuvo un tímido desempeño debido a que saltó al asfalto con el tanque lleno.

El RB6 de Red Bull, dócil y confiable, demostró una vez más por qué es el monoplaza a batir. Ambos pilotos de la escudería, Sebastian Vettel y Mark Webber, rodaron sin problemas en las dos tandas del día, en la que registraron tiempos muy cercanos al los de McLaren.

La otra escudería favorita para coronarse en el año, la “debutante” Mercedes GP (ex Brawn GP), mostró una leve mejoría en comparación a lo hecho en las primeras carreras. Con un nuevo alerón trasero, los MGP W01 de Nico Rosberg y Michael Schumacher, quien ostenta el récord de vuelta de la pista, registraron tiempos excepcionales tanto en la mañana como en la tarde para quedar entre los primeros puestos.

En el resto de los equipos no hubo sorpresas. El pelotón del medio, compuesto por Force India, Toro Rosso, Renault, BMW Sauber y Williams registraron tiempos acordes a sus monoplazas, mientras que los debutantes Hispania, Virgin y Lotus siguen de lejos el rastro de sus rivales.

UN CAMPEONATO PARALELO

Como sucede en cada inicio de temporada, las escuderías debutantes (a excepción de Brawn GP el año pasado) aceleran en cada luz verde con un objetivo claro: terminar la carrera.

Este año, los colistas del campeonato, los que llegan detrás de la ambulancia (si llegan) y festejan el flameo de la bandera a cuadros sobre los cascos de sus pilotos son Hispania, Virgin y Lotus.

En lo que va de la temporada, ninguno ha podido sumar puntos. Y no es para menos. Los pilotos de Hispania, Bruno Senna y Karun Chandhok, ambos debutantes, no tuvieron oportunidad de realizar pretemporada. En el último Gran Premio disputado en Malasia, los dos carros de la escudería completaron una carrera por primera vez.

Virgin Racing, propiedad del multimillonario Richard Branson, ha sido el que menos carreras ha terminado. El alemán Timo Glock, ex Toyota, no ha podido terminar una carrera hasta ahora, mientras que el debutante brasileño Lucas Di Grassi le dio la primera “alegría” al equipo al finalizar 14° en Malasia.

La tripleta de debutantes la completa Lotus, un gigante de la categoría en las décadas del 60′ y 70′. Para su regreso a la competencia desde su retiro en 1994, confió en dos pilotos con experiencia como lo son Jarno Trulli y Heikki Kovalainen. Gracias a los años en la categoría, el piloto italiano ha completado dos carreras, mientras que el segundo ha dado la cara por el equipo al completar todas las vueltas de la temporada.

Disputadas tres carreras, Lotus lidera el campeonato de los debutantes con cinco banderas a cuadros, seguido por Hispania con tres y Virgin con una.

El pronóstico climático para la carrera de mañana es de lluvia; factor que entretiene a los fanáticos, preocupa a pilotos e ingenieros e inyecta aún más incertidumbre y expectativa para la cuarta cita de la Fórmula Uno.