Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Tenis

Entrenamientos suspendidos a una semana del Open Australia por mala calidad del aire

El aumento del índice de partículas dañinas en el aire de Melbourne dado a los incendios forestales, deja a una tenista afectada este martes

Dalila Jakupovic
La tenista eslovena se vio afectada con un ataque de tos en la primera ronda clasificatoria del Open Australia.EFE

La tenista eslovena Dalila Jakupovic se disponía a sacar en la primera fase de la ronda clasificatoria del Open Australia contra la suiza Stefanie Voegele, cuando una neblina de ceniza se cernió sobre el Rod Laver Arena en Melbourne Park, donde se disputaba el partido. 

Jakupovic tuvo un ataque de tos y cayó al suelo tras no poder recomponerse. "No pude hacer más de tres disparos corriendo de izquierda a derecha porque ya estaba teniendo un ataque de asma. Normalmente no tengo asma", aseguró. 

Según el portal Air Quality Index, el distrito de Brooklyn de Melbourne presenta un índice de PM 2.5 (que señala unas partículas minúsculas que pueden dañar gravemente la salud de las personas) que luego llegó a estar en un máximo de 571 puntos en la mañana del martes. Desde 300 puntos el aire es considerado "peligroso" y se recomienda "evitar todo esfuerzo al aire libre", mientras que debajo de 50 puntos se mantiene sano para el ser humano.  En el distrito de Box Hill, se registró un máximo de 845, el triple del punto en donde se considera "peligroso". 

Los incendios forestales en los bosques de Australia llevan ya meses y han cobrado más de 10 millones de hectáreas verdes, mientras que 28 personas y mil millones de animales han fallecido. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el PM son partículas microscópicas que pueden atravesar el tejido pulmonar y entrar al torrente sanguíneo, causando complicaciones respiratorias y enfermedades cardiovasculares en el ser humano, aun en bajas concentraciones. Los expertos en salud no han podido encontrar una concentración baja en donde no haya habido complicaciones. 

Rod Laver Arena
El Rod Laver Arena y la neblina de ceniza en Melbourne.EFE

La tenista tuvo un ataque de pánico en cuanto no pudo respirar y tuvo que ser retirada de la cancha, dando por terminado el partido. "Simplemente no podía respirar", dijo a fuentes cercanas, "no podía caminar, así que simplemente caí (al piso) porque no podía pararme derecho. Después de eso tuve un ataque de pánico porque no podía respirar. Debo decir que fue muy difícil. Fue uno de mis partidos más difíciles".

La tenista y otros colegas informaron estar "molestos y un poco decepcionados porque pensamos que nos cuidarían mejor", según agregó en un comunicado. "Obviamente, esto no es contaminación, es humo, así que es un poco diferente a lo que estamos acostumbrados. Jugamos en China, jugamos en otros países y ciudades que están contaminados, pero esto es humo, es algo que ninguno de nosotros había experimentado antes".

La organización de Tenis Australia (entidad que se encarga de organizar las competiciones del país, incluido el Open), aseguró que consultaron esta mañana con organismos como la ATP (Asociación de Profesionales del Tenis, según sus siglas en inglés) y la WTA (Asociación de Mujeres Tenistas, según sus siglas en inglés)  para tomar una decisión común y que ambos estuvieron de acuerdo que llevar la jornada a cabo, con un retraso de tan sólo una hora.

Por su parte, Craig Tiley, director del Open informó a EFE que "toda la información que tenemos en este momento es que el pronóstico es bueno, no esperamos retrasos y hemos implementado medidas adicionales para garantizar que el Abierto de Australia pueda funcionar según lo programado”. Asimismo, esta competición (tanto como la US Open, Wimbledon y Roland Garros) servirán para recaudar fondos para ayudar a las comunidades afectadas por los fuegos. 

Las organizaciones de los campeonatos anunciaron el pasado lunes la donación 400 mil dólares a la Cruz Roja australiana, que se encarga de proveer y ayudar a las poblaciones damnificadas por los incendios.