Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Economía

El campo se queda sin agua

PANAMÁ. El sector agrícola panameño trata de abrirse paso en un mundo cada vez más globalizado donde la pauta, la marca la tecnología y...

PANAMÁ. El sector agrícola panameño trata de abrirse paso en un mundo cada vez más globalizado donde la pauta, la marca la tecnología y la productividad.

En ese sentido a los productores panameños y a las autoridades agrícolas le queda mucho por hacer.

La gran mayoría de los productores no tienen acceso a sistema de riego, lo que según expertos consultados por La Estrella , encarece los costos de producción.

El economista Alexis Soto considera que uno de los problemas, es que los sistemas de riego van dirigidos a productos de agroexportación y no a los productos de primera necesidad y de consumo interno.

El más importante sistema de riego del país, entró en operación a inicios de este año y tuvo un costo de 57.7 millones de dólares. Bajo el nombre de Remigio Rojas, este sistema beneficia a 300 productores y cubre una extensión de 2,541 hectáreas.

Hace 20 años, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) estableció un programa nacional de riego donde se indentificaron las áreas del país con alto potencial agrícola y donde era factible establecer este mecanismo, para mejorar la producción. Pero el tiempo pasó y actualmente sólo está construido como parte de este programa, el proyecto de Remigio Rojas.

En Panamá existen unas 300 mil hectáreas dedicadas a la producción agrícola, pero sólo entre el 10% y el 15% utiliza sistema de riego, una cifra muy baja en un país que pretende alcanzar la autosuficiencia agrícola.

El ex viceministro del MIDA, Rafael Flores, considera que hay una mora en este tema, “que es vital para lograr incrementar la producción a nivel nacional”.

El que siembra bajo el sistema secano está condicionado a las lluvias y a la humedad del suelo, mientras que con el sistema de riego se logra que la planta desarrolle todo su potencial y alcance un mayor rendimiento, explicó Flores.

Dijo además, que lo que se produce en 25 hectáreas con el sistema sacano, se lograría en 10 hectáreas, bajo un buen sistema de riego.

Por ejemplo, en el caso de arroz, los productores realizan una siembra al año, pero bajo riego lograrían dos siembras y media, en el mismo período.

Entre las regiones que fueron identificadas hace 20 años como factibles para instalar sistema de riego se encontraban las zonas próximas al río Santa María, El Caño, Alto Bayano, Chucunaque y El Valle de Tonosí, este último cada año sufre los rigores de la estación seca.

En esta región se han instalado cuatro novedoso sistema de riego denominado “pivote central”, pero aún no han empezado a operar.

El presidente de la Cooperativa de Productores Agrícolas Unidos y Protección del Medio Ambiente (Coopauprodama), Didier Cedeño, sostiene que con este proyecto se le hará frente a la sequía que azota cada año a esta región. En total, se tiene previsto instalar unos 57 pivotes centrales, en la provincia de Los Santos, para lo cual se han destinado 15 millones de dólares, pero los pro ductores están a la espera de la llegada del nuevo gobierno, para determinar si se mantendrá el proyecto que deberá ser financiado por el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA).