Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Economía

La teoría del Cisne Negro

Nassim Nicholas Taleb es un norteamericano de origen libanés, miembro de la Academia de Ciencias Matemáticas de la Universidad de New Yo...

Nassim Nicholas Taleb es un norteamericano de origen libanés, miembro de la Academia de Ciencias Matemáticas de la Universidad de New York; investigador, ensayista y financiero. Ha escrito varios libros; el más conocido, escrito en 2007, bajo el título “THE BLACK SWAN-The Impact of the Highly Improbable”, muy citado por los economistas y analistas financieros ante los efectos de la actual crisis global.

El libro de Taleb pone énfasis sobre raros eventos que sobrepasan el rango de expectativas normales que son extremadamente difícil de predecir y que tienen fuerte impacto. El llama esos eventos “Black Swans” (Cisnes Negros”). Toma su nombre del hecho histórico de que por más de tres siglos, la creencia universal era que todos los cisnes son blancos y que un cisne negro era imposible y así fue, hasta que en el siglo XIX, se descubrió que en Australia Occidental existían cisnes negros. Un evento de alto impacto, totalmente inesperado.

Para Taleb, un Black Swan es un evento que: a) es un sorpresa para el observador; b) tiene un fuerte impacto, y c) es racionalizado después de los hechos con visión retrospectiva como si hubiese sido anticipado. En su libro, Taleb, presenta un explicación simple del concepto de Black Swan usando como ejemplo el ciclo de vida del pavo.

Desde su nacimiento el pavo recibe alimento y cuidado consistente, basado en esta realidad, el pavo puede extrapolar su futuro y presumir que lo mismo se mantendrá; hasta que llega el carnicero y le corta la cabeza. Para el pavo, ese evento es un Black Swan; no para el carnicero o sea el observador.

El tema principal de su libro es que, “casi todos los eventos con consecuencias fuertes en la historia surgen de lo inesperado”, mientras los humanos nos convencemos de que son explicables después de los hechos. Los humanos erradamente, según él, creemos que podemos predecir el futuro extrapolando con base a análisis estadísticos de las variables de observaciones de eventos anteriores, especialmente cuando estas variables se basan en la curva normal de distribución (“the Bell Curve”).

Estas consideraciones son muy importante en las finanzas y banca donde se utilizan modelos de riesgo basados en la curva normal, pero los mercados tienen resultados que se alejan de la distribución normal de variables. Esta situación hace a los bancos y otras instituciones financieras vulnerables a la ocurrencia de Black Swans.

Los mercados financieros muestran eventos inesperados, siendo un buen ejemplo, el Lunes Negro de 1987. Por el otro lado, los eventos en los mercados después de Septiembre 11, no son Black Swans. El caso de Long Term Capital Management (LTCM), un “hedge fund” fundado en 1994, contaba con un elenco de 80 académicos, incluyendo Premios Nobel, y financieros experimentados que desarrollaron sistemas de análisis de probabilidades basados en alta matemáticas cuantitativas y amplio conocimiento de los mercados. LTCM mostró resultados financieros extraordinarios, hasta que en 1998 apareció un Cisne Negro. Rusia devaluó su moneda y declaró moratoria en el pago de sus bonos, causando una fuga mundial de liquidez huyendo de los instrumentos de renta fija.

La crisis de hoy es un Black Swan de ahí la vigencia actual de la versión de Taleb de la Teoría del Black Swan entre los que analizan y buscan las causas de la crisis.

El libro demuestra la baja capacidad de los humanos en predecir el futuro. Para curarnos del Black Swan aconseja no “convertirnos en pavos” y crear fortalezas ante eventos negativos y tener habilidad para explotar los positivos y “convertir los cisnes negros en blancos”.