30 de Nov de 2022

Economía

Petróleo: consumo vs precio

Anivel mundial es bien conocida la dependencia diaria en fuentes de energía.. Sin duda alguna, todo ser viviente desde que nace depende...

Anivel mundial es bien conocida la dependencia diaria en fuentes de energía.

Sin duda alguna, todo ser viviente desde que nace depende de alguna fuente energética a lo largo de su existencia. Hoy día desde el momento que nace un niño en cualquier hospital moderno se inicia su dependencia energética. Esto puede haber sido así desde el inicio de los tiempos; el sol y luego el fuego serían las primeras fuentes energéticas experimentadas por el ser humano. Invito en éste artículo a reflexionar ofreciendo algunos datos interesantes y seguramente profundizaré más en cada uno de ellos en posteriores artículos. Es evidente por los comentarios que recibo periódicamente que es éste un tema de debate interminable.

Remontémonos a la década de los años sesenta. Es precisamente allí donde a nivel mundial inicia un crecimiento en el sector tecnológico y automotriz. Los japoneses luego de la segunda guerra mundial avanzan a otro nivel en el intercambio comercial. Los Estados Unidos se recuperan y Europa inicia su consolidación económica (aunque políticamente dividida). Nace entonces; La Organización de Países Exportadores de Petróleo. Sin duda un cartel, pero solo suplantó el control que previamente tenían las compañías petroleras. En otra ocasión hablaré más del tema. El precio del barril de crudo se ha estabilizado en las últimas semanas cerca de los 80 dólares por barril. A pesar de que aún persiste el desempleo en los Estados Unidos y no hay un crecimiento económico acelerado hacia la recuperación. La OPEP mantiene la producción.

Históricamente el petróleo ha presentado en la mayoría de los casos un ejemplo de demanda inelástica. Es decir, que a pesar de que el precio sube no se reduce el consumo. Este fenómeno se da por dos cosas; primero porque no existe substituto para los combustibles que se derivan del petróleo y el segundo pues aún existe dinero (de cualquier forma, incluso a través de subsidios a la población como en China) que permiten el consumismo. A nivel mundial en los países desarrollados el 35% del consumo de energía se da en el sector comercial y residencial. Los industriales consumen cerca de otro 35%. El transporte (buses, trenes, aviones y autos) se lleva el 30% restante. Todos siguen creciendo y por ende aumenta el consumo. Solo los trenes y buses de uso metropolitano han cambiado combustibles fósiles por propulsión a base de gas natural o electricidad.

Mientras no se haga uso efectivo de la energía seguirán los precios altos. No hay una relación del precio y el consumo. Los norteamericanos que consumen un tercio del petróleo del mundo aún favorecen los carros y camionetas con motores grandes. De hecho, son los vehículos tipo; “pick up”, con motores grandes, los que mantienen a compañías como Ford. También ha regresado la época de los carros de músculo o “muscle cars” de la década de los setentas (reconozco soy un fanático de esos vehículos); el Mustang y el Dodge Charger por ejemplo.En conclusión, si seguimos consumiendo más combustibles a nivel mundial no disminuirá el precio.