Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Economía

Herencia de la industria

Los autos de hoy son cada día más seguros, mucho más eficientes y más poderosos que sus antecesores. Por eficiencia me refiero a su rend...

Los autos de hoy son cada día más seguros, mucho más eficientes y más poderosos que sus antecesores. Por eficiencia me refiero a su rendimiento en relación con su consumo de combustible. El aspecto seguridad tiene muchos aspectos; el centro de gravedad ha sido calculado cuidadosamente, las bolsas de aires y los diseños estructurales requieren de pruebas intensas que garanticen el bienestar sin descuidar el confort de los pasajeros. Los motores de hoy tienen menor cantidad de cilindros pero producen mayor cantidad de caballos de fuerza.

A pesar de que la industria aeronáutica inicia su despegue años después de que los primeros autos ya rodaban por las calles, la industria automotriz se beneficia de los avances tanto en propulsión, materiales, aerodinámica y controles de la aviación.

Durante la segunda guerra mundial, fabricantes que hoy día son muy reconocidos en la industria automotriz, aportaron motores y tecnología en el frente de batalla.

En el escenario europeo, el alemán el Focke Wolfe Fw 190 fue propulsado por un motor BMW (de hecho el logo de esta fábrica emula las aspas de un avión sobre el azul del cielo). En el escenario del Pacífico, el excepcional ‘ZEKE’A6M, o comúnmente Zero, era propulsado por un motor Mitsubishi.

Otros como Rolls Royce, también tienen importante participación, especialmente en los aviones que libraron la Batalla de Inglaterra. El caza inglés ‘Spitifire’ y el North American P 51 Mustang fueron propulsados por el confiable motor Rolls Royce Merlin.

Durante este trágico período para la humanidad se dan avances que luego son trasladados a la industria automotriz. Entre ellos puedo mencionar el ‘super cargador’. Su propósito era alimentar de mayor volumen de aire a mayor altura a los motores de los bombarderos. Esto fue el precursor del ‘turbo cargador’. No fue hasta a finales de la guerra que inicia la era del motor de turbina a reacción. Siendo el Messerschmitt Me 262 el primer avión caza operativo.

Los carburadores de ese entonces también son mejorados gracias a la experiencia con los motores radiales, los cuales requerían controlar el flujo de combustible aún en maniobras extremas en el aire.

Los sistemas hidráulicos también avanzan y es mejorada la mecánica de fluidos en los sistemas de frenos de los autos. Todo esto gracias a la experiencia adquirida en los de los bombarderos y cazas.

Pero los aspectos que resaltan en este siglo se enfocan en los materiales y los controles. Ya hay autos con materiales de compuestos de carbón; su ventaja, lo livianos que son. Las aleaciones de aluminio en los motores y otros componentes avanzan.

El tablero en el parabrisas conocido como ‘Heads Up Display’ pronto puede ser algo común en los modelos de autos nuevos. Este aditamento permite al conductor tener los ojos sobre la carretera. La forma aerodinámica en los carros es producto directo de los experimentos en túneles de viento diseñados para la aviación.