Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Economía

Mejores hábitos de consumo

Con anterioridad hemos escrito en cuanto al tema de transformar nuestros hábitos para comprar, pero en esta ocasión lo que pretendemos e...

Con anterioridad hemos escrito en cuanto al tema de transformar nuestros hábitos para comprar, pero en esta ocasión lo que pretendemos es que nuestros lectores tomen conciencia de que debemos cambiar nuestras costumbres y el ejemplo perfecto lo trataremos con el inicio de clases.

Desde el mes de diciembre, cuando nuestros hijos salieron de las escuelas, sabíamos que el año escolar 2011 iniciaba el 28 de febrero. Obviamente, para cuando se dieron las vacaciones no íbamos a comprar los útiles escolares, ya que lo que se avecinaba eran las compras de las fiestas de fin de año, pero ya han pasado casi dos meses y desde hace mucho tiempo los almacenes colocaron en los espacios respectivos, todos los útiles escolares.

Muchas son las opciones que existen, pero continúa pasando el tiempo y como es costumbre del consumidor, compramos en los últimos fines de semana, antes del inicio de clases, los útiles y uniformes que necesitan nuestros hijos o acudidos.

Lo señalado trae como consecuencia que no hagamos las mejores elecciones o, peor aún, que compremos sin comparar precios, calidad ni garantías, debido a que se nos agota el tiempo, los lugares están llenos y necesitamos llegar a casa con las compras.

La Acodeco, en su función orientadora, reitera que los consumidores debemos cambiar estas costumbres. Por ejemplo: a mediados de enero debemos ir preparando la lista de las necesidades de nuestro acudido, revisar si algún uniforme o maleta del año anterior pueden servir; se puede comparar los precios de los textos y demás accesorios escolares.

Una vez iniciado el año escolar, debemos educar a nuestros hijos sobre el uso de los uniformes y el cuidado de los libros y cuadernos, para que a mediados del curso no tengamos que hacer nuevamente el gasto en algunos de los materiales o productos que fueron adquiridos a principio del año, ya que en muchos de los casos el deterioro se debe al mal uso que se le da, ya sea al calzado o a los uniformes y no a un tema de calidad.

Igualmente, debemos mantener una revisión constante de los requerimientos de los colegios o escuelas que se le hacen a los estudiantes, porque aquí también podemos hacer un cambio; ejemplo: al acudido se le solicita un artículo en el día de hoy para la otra semana, pero compramos el mismo un día antes, en la farmacia o en el lugar que nos queda camino a casa, algo apurados, y tal vez ese no sea el que tenga los precios más cómodos, siendo la causa que nuestro hijo no nos lo comunicó o porque no revisamos los deberes asignados.

Otro consejo que la Acodeco puede dar en cuanto a la compra de artículos escolares, tales como las hojas de rayas, las blancas, papeles de construcción, lápices, plumas, entre otros, es que se adquieran en grandes cantidades, ya que de esa forma se pueden reducir los costos.

Revisar, comparar, educar, cuidar y hacer las cosas con anticipación son acciones que nos ayudan a ahorrar, implementémoslas y cambiemos en este nuevo año nuestros hábitos de consumo.