Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Economía

Cuentas prohibidas del HSBC en Cuba

PANAMÁ.. La investigación del Subcomité Permanente del Senado que ventiló las fallas del grupo HBSC Holdings para evitar el lavado de di...

PANAMÁ.. La investigación del Subcomité Permanente del Senado que ventiló las fallas del grupo HBSC Holdings para evitar el lavado de dinero y la realización de transacciones prohibidas, reveló que las filiales del banco en América Latina, entre ellas la de Panamá, realizaron transacciones prohibidas con ciudadanos cubanos y embajadas de ese país.

Según el informe de 340 páginas titulado: Vulnerabilidades estadounidenses frente al lavado de dinero, las drogas y el financiamiento de terroristas: historial de HSBC,’ las filiales del banco tenían ‘muchos clientes cubanos y solían realizarán transacciones en dólares estadounidenses’.

‘Filiales del HSBC en Colombia, Costa Rica, Honduras y Panamá, también proveyeron cuentas en dólares estadounidenses a nacionales cubanos o a las embajadas cubanas’, indica el informe. Todo esto ocurría a pesar al embargo sobre la isla y las restricciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por su siglas en ingles).

Además de las filiales latinoamericanas, el HSBC de Estados Unidos (HBUS) también realizó transacciones con Cuba, por lo menos, entre 2002 y 2007. Las filiales de América Latina utilizaron al HBUS, concluye el Senado en su informe.

Posteriormente, se hicieron arreglos para cancelar todas las relaciones de negocios con clientes cubanos en relación a cuentas en dólares y relaciones comerciales en toda la región.

El documento no especifica la cantidad de cuentas ni activos que los cubanos tenían en la filial del HSBC Panamá. La Estrella preguntó al banco sobre el alcance de la investigación del Senado en Panamá. Se dijo que el tema era atendido por la ‘región’. Se refirió a una vocera de la institución en México, pero no hubo respuesta al cuestionario enviado.

Las leyes estadounidenses impiden que bancos hagan negocios con los que consideran individuos o países peligrosos y sobre los cuales pesan sanciones.

El informe del Subcomité además incluye a Panamá junto a Angola, Bangladesh, Colombia, la República Democrática del Congo, Haití, Paraguay, Arabia Saudita y Ucrania como países de ‘alto riesgo’ plagado por tráfico de drogas, corrupción y lavado de dinero.

MÉXICO

El documento indicó que el HSBC México (HBMX) tenía 23 socios cubanos con cuentas en dólares, con activos por 348 mil dólares y otros 61 clientes cubanos, que tenían cuentas en dólares estadounidenses y pesos mexicanos, con activos por 966 mil dólares. En este país, la compraventa de dólares y transferencias de dinero sin controles adecuados puso la sucursal del HSBC en una situación de vulnerabilidad, indica el documento del Subcomité. Agrega que se hicieron llamados repetidos de atención, pero no se tomaron acciones correctivas hasta varios años después.

‘Las medidas se tomaron casi dos años después de que en julio de 2005 se prohibieran a las filiales del HSBC realizar transacciones en dólares que incluyeran a personas sensitivas de la OFAC’, dice el documento.

SUDÁN

Las transacciones en dólares también involucraron a Sudán, un país sobre el que también pesan sanciones de Estados Unidos.

Entre 2005 y 2008, el HBSC de Estados Unidos procesó un volumen considerable de transacciones en dólares que involucraban al país africano.

Otros países ‘prohibidos’ con los cuales el HSBC realizó transacciones fueron Burma y Myanmar, Corea del Norte.

También se determinó que en mayo de 2007, filiales del HSBC en México y América Latina, mantenían cuentas en dólares con clientes norcoreanos. El monto excedía los 46 mil dólares.

En México las cuentas eran tanto en dólares como en pesos. En total, las cuentas eran por 2.3 millones.

Al igual que en el caso de Cuba se realizaron arreglos para cancelar todos las relaciones de negocios y comerciales en toda la región.

El Senado investigó al HSBC debido a su débil programa antilavado. Durante el curso de la investigación, el Subcomité recopiló y revisó cerca de 1.4 millones de documentos incluidos, reportes del banco, correspondencia, e-mails etc. También se realizaron 75 entrevistas con oficiales bancarios y reguladores del sector de Estados Unidos.

El HSBC cooperó con todas las peticiones, aportando documentos y testigos alrededor del mundo.

El Senado se centró en cinco puntos que ilustran problemas de anti lavado de dinero y financiamiento de terrorismo, que continúan impactando los bancos de correspondencia en Estados Unidos.

La investigación concluyó que existen deficiencias en el marco legal y en la supervisión. El principal problema es la corrupción.