Temas Especiales

31 de May de 2020

Economía

360 millones de litros de etanol

PANAMÁ. Colombia destina por año unos 362 millones de litros de etanol que provienen de cinco principales plantas productoras del Valle ...

PANAMÁ. Colombia destina por año unos 362 millones de litros de etanol que provienen de cinco principales plantas productoras del Valle del Cauca, a la preparación de la gasolina E8, que es la que actualmente usa la mayor parte del parque automotor de ese país.

El país vecino está apostando desde el año 2002, cuando empezó a implementar su programa de uso de etanol como combustible, al desarrollo de los biocombustibles en el agro. Según los planes del gobierno, entre la fabricación de aceite de palma para mezclar con diesel y el etanol para la gasolina, se espera que en el año 2019 estas actividades generarían alrededor de 1,200,000 empleos directos e indirectos, es decir que unos cinco millones de personas podrían vivir de este negocio en el área rural.

Lo que quiere decir que, si se toma en cuenta que en el campo viven unos 11 millones de colombianos, casi la mitad podría vivir gracias a los biocombustibles. Esa fue una de las razones que motivó a las autoridades del país vecino a alinearse con Brasil, Estados Unidos, China, Tailandia, Arabia Saudita y varios países europeos, en la utilización de biocombustibles con el objetivo de reducir la dependencia de combustibles no renovables como el petróleo y el gas, reducir las emisiones contaminantes y de efecto invernadero y mejorar el rendimiento de los vehículos.

USO OBLIGATORIO

La introducción de gasolina con etanol en Colombia se determinó obligatoriamente mediante una ley nacional después de algunas pruebas piloto que mostraron que su uso en hasta un 10% no presentaba problemas. ‘Empezamos usando la gasolina E5 —la que se usará en Panamá a partir del 1 de septiembre— y pasamos a la E8 y esperamos llegar próximamente a la E10, si se dan las condiciones’, comentó Carlos Beltrán, asesor del Ministerio de Energía y Minas de Colombia.

Según explicó esta autoridad, el gobierno colombiano involucró en el programa de uso de biocombustibles a todos los actores —ingenios, plantas petroleras, estaciones de gasolina, etc.—, dos años antes de su implementación y posteriormente se redactó un documento de conocimiento público en el que se explicaban los beneficios del uso de etanol como la optimización del octanaje en la gasolina, la eliminación de azufre que en cambio tienen otros aditivos y sus facultades detergentes, entre otros.

Igualmente el Estado otorgaba beneficios a los pro ductores como incentivos tributarios por 20 años y exención de impuestos que pagan los combustibles fósiles. Por ahora Colombia se ha concentrado en las zonas aptas para sembrar caña o palma de aceite, las materias primas más eficientes, mayoritariamente en el Valle del Cauca, pero próximamente se desarrollará un proyecto de producción de etanol en los Llanos Orien tales, lo cual es considerado por Beltrán como un gran reto.

PLANTA DE ETANOL

A 35 kilómetros de Cali en la población de Palmira, se encuentra el ingenio Manuelita, S.A., donde se produce azúcar y etanol. Son 9 mil toneladas por día de azúcar que salen de esta planta.

Andrés Rodríguez, joven ingeniero de procesos, explica que una vez obtenido el jugo de caña, se destina a fabricación de etanol el resultante que no se ha cristalizado para azúcar y que se convierte en miel. Después del proceso de destilación se obtiene alcohol anhidro con un 99.9% de pureza. Este producto final en enviado en carros cisterna con el respectivo certificado de calidad hacia las plantas petroleras donde será mezclado con gasolina para su venta como combustible E8.