Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Economía

Retraso costará 122 millones de dólares

El retraso de la Tercera Línea de Transmisión costará al Estado 122.5 millones de dólares.

El retraso de la Tercera Línea de Transmisión costará al Estado 122.5 millones de dólares.

El Consejo de Gabinete autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas a celebrar dos contratos con las empresas Enel Fortuna, S.A., y AES Panamá, S.A. por un monto de 122.5 millones de dólares para mitigar las pérdidas que podría experimentar la generadora, tras el atraso en la construcción de la red de transporte de energía.

Enel Fortuna, S.A. recibirá 52.5 millones de dólares. De estos, 30 millones de dólares serían otorgados en 2014 y 22.5 millones entre 2014 y 2015. En tanto, AES Panamá, S.A. recibirá 40 millones de dólares en 2014 y 30 millones de dólares entre 2015 y 2016.

Estaba previsto que la línea de transmisión entrara al sistema eléctrico en el 2013, porque las actuales están saturadas debido al incremento de la demanda energética, provocada por el crecimiento económico del país en la última década. En octubre del 2013, se adjudicó a Odebrecht el proyecto por un monto de 233.8 millones de dólares. Sin embargo, la aprobación de la obra no se dio ‘hasta marzo, a pesar a que era un proyecto de urgencia’, señaló Francisco Escoffery, presidente de la comisión de Energía de la Asociación panameña de Ejecutivos de Empresas. Las generadoras deben contratar la transmisión de la energía a la estatal Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA).

Pero se prevé que la tercera red de transporte de energía no estará lista sino hasta principios de 2018. ‘La falta de capacidad de transmisión obliga a utilizar generación térmica en lugar de la hidráulica en el occidente del país. Las generadoras con contrato deben comprar esta energía en vez de utilizar la proveniente de sus propias plantas, las reglas comerciales contemplan que ellos sean compensados por esto’, explicó Víctor Urrutia, ex administrador de la Autoridad de los Servicios Públicos de Panamá.

Actualmente, el país atraviesa por una crisis energética. José Luis Ford, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), señaló que en el caso de que las autoridades ordenaran apagones, la economía dejaría de percibir cerca de 1.3 millones de dólares por hora.

Frente a esta situación, Ford hizo un llamado al ahorro energético. Así mismo, instó a las empresas que tengan plantas eléctricas de emergencia, de capacidad igual o mayor a 15 megawatts, a acogerse al autoabastecimiento. ‘Con el apremio que merece la situación, solicitamos a todas las empresas que tengan plantas eléctricas de emergencia que se sumen a las empresas que ya se están autoabasteciendo de energía’, manifestó el presidente de la CCIAP de Panamá.