Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Economía

Aston Martin DBS, 30 años en el olvido

Su tablero solo marca 30,565 kilómetros y es una de las 787 unidades producidas desde 1967 hasta 1972

Llegó al mercado en octubre de 1967 como el sucesor de DB6. Más largo, más ancho y más lujoso, el BDS era una apuesta para atraer al caballero inglés exigente.

Como otros autos de este fabricante, el DBS tuvo un papel en las películas de James Bond. Fue el auto del agente en el filme ‘On Her Majesty's Secret Service'.

Este ejemplo que se dirige a la subasta del 20 de mayo en el Circuito de Silverstone tiene su propia historia digna de una novela de Ian Fleming.

El DBS fue entregado a su primer dueño en Surrey, Inglaterra. Pintura exterior en bronce, el interior en fino cuero rojo de la casa Conolly rodeaba su acogedor interior. Bajo el capó un motor de 4.0 litros y seis cilindros, capaz de entregar 282 caballos. Una radio Motorola, dirección asistida y aire acondicionado eran sus lujos de la época.

El auto cambió de manos y su comprador Mr. Pasqua emprendió con él un viaje por el Canal Inglés hasta llegar a la isla de Jersey, donde fue registrado por segunda vez. La isla de solo 118 kilómetros cuadrados fue su hogar hasta que su dueño decidió guardarlo en un hangar, donde durmió por 30 años.

Su tablero solo marca 30,565 kilómetros y es una de las 787 unidades producidas desde 1967 hasta 1972.

Aunque requiere de un detallado trabajo de restauración, se estima que este Aston Martin DBS será vendido por una suma cercana a los 86 mil dolares.