Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Economía

Denuncias afectan la reputación del país

Los cuestionamientos tienen deprimida la industria financiera de la región. Unos 250 bancos de la región han ‘pagado' las consecuencias

Denuncias afectan la reputación del país
Panamá y la región deben identificar estándares de trabajo para no afectarse.

Escándalos como los ‘Papeles de Panamá' sí afectaron la imagen y reputación financiera del país, según explicó ayer Matías Mora, director general de Berkeley Research Group.

El experto, quien participó en la primera cumbre latinoamericana de riesgo financiero, evento organizado por la Asociación Bancaria de Panamá, sostiene que cuando hay información que afecta la reputación y el riesgo o exposición del banco, se afecta ‘en forma automática la visión de riesgo de los agentes externos de los bancos corresponsales'.

Esto, dijo, deja en evidencia cómo manejan el riesgo los bancos en materia de sus clientes y

‘EL DESAFÍO MÁS GRANDE QUE TIENE LA BANCA EN RIESGO FINANCIERO ES CÓMO RESPONDER A LA BANCA CORRESPONSAL',

MATÍAS MORA

DIRECTOR DE BRS

operaciones internacionales, ya que se afecta la reputación del banco, la del sistema financiero y el riesgo político con temas de corrupción.

‘Es allí donde uno se pregunta cómo manejar ese riesgo, pues también sería interesante saber el nivel de exposición y presentación del sistema financiero para ver cómo publicita y cómo se controlan esos riesgos, para que se cambie la interpretación del riesgo de los bancos corresponsales hacia la banca de Latinoamérica', añadió .

Mora se refiere a las exigencias de los bancos estadounidenses y europeos, que mantienen deprimida a la pequeña y mediana industria financiera de la región, debido a que para cumplir con ellas, deben cambiar sus estructuras, lo que implica que muchos bancos no pueden adaptarse.

Surgen así las fusiones, transformaciones y adaptaciones de los bancos para cumplir con esas regulaciones.

¿Y qué tienen que hacer?, cuestiona Mora: ‘Fusionarse para poder responder a esos riesgos a nivel de las exigencias de la banca internacional y participar en el consenso internacional'.

Hoy día, manifestó, ‘el desafío más grande' para la banca latinoamericana en materia de riesgo financiero es cómo responder a la banca corresponsal, cuáles son las exigencias reales y cómo adaptarse a esas exigencias para subsistir.

Mora recordó que en el último año cerraron unas 250 cuentas de banca corresponsal a bancos centroamericanos y este número no aparenta descender, sino incrementar por el famoso de-risking —un recurso en la gestión de riesgos—, la evaluación de la banca internacional, la americana y la latinoamericana.

La solución,dijo, es que ‘los gremios banqueros y el país deben buscar una política y un criterio común en riesgo, pues no solo depende de los bancos, se trata de consensuar normativas de exigencia para poder definir un estándar, alcanzarlo y trabajar sin quedar fuera del mercado por un montón de operaciones que no podrían realizar'.