Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Economía

PIB crece por debajo de las proyecciones

Entre enero y septiembre, el PIB creció 4.8%. El MEF estimaba 6.3%, la Cepal proyectó 6.2%, el FMI auguraba un 6.2% y el Banco Mundial 6.4%

En los primeros nueve meses del año, el Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá creció por debajo de las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Según los cálculos de la Contraloría General de la República, entidad encargada de las estadísticas oficiales del país, el crecimiento del PIB hasta septiembre de 2016 fue de 4.8%, inferior a todas las proyecciones económicas.

Inicialmente, el MEF estimaba que el PIB se expandiría 6.3% pero luego bajó sus pronósticos a 5.6% para 2016.

Inicialmente, la Cepal pronosticó que la economía de Panamá crecería 6.2% y luego bajó sus proyecciones a 5.4% y finalmente a 5.2%.

En el caso del FMI, primero proyectó un crecimiento de 6.2% y luego redujo sus perspectivas a 5.2%.

En el caso del Banco Mundial, este organismo rebajó de 6.4% a 5.6% sus perspectivas económicas para Panamá.

DESACELERACIÓN

Con los resultados que muestran las cifras oficiales hasta septiembre, todo indica que 2016 será el quinto año consecutivo de desaceleración en la economía de Panamá.

Según la Contraloría General, el PIB logró un crecimiento de 11.8% en 2011, de 9.2% en 2012, de 6.6% en 2013, de 6.1% en 2014 y de 5.8% en 2015.

POR SECTOR

Por sector de la economía, las cifras oficiales reflejan que en el periodo acumulado de enero a septiembre 2016, el PIB del sector agropecuario registró una caída de 0.1%, el de la pesca se redujo 9.4% y el de industria manufacturera cayó 1.1%.

Por el contrario, durante los primeros nueve meses del año, el PIB del sector explotación de minas y cantera se expandió 8.2%, el del suministro de electricidad, gas y agua 10.8% y de la construcción, 8.2%.

Otras actividades que se expandieron fueron el comercio (4.3%), los hoteles y restaurantes (2.6%), la intermediación financiera (7.2%), bienes raíces (5.9%), la enseñanza privada (4.8%) y las actividades sociales y salud privada (4.6%).

El sector de transporte, almacenamiento y telecomunicaciones se expandió apenas un 0.3% en los primeros nueve meses del año.

GOBIERNO OPINA

Para Raúl Moreira, director de análisis económico del MEF, las cifras de crecimiento sostenido reflejan que aun cuando se ha intensificado la incertidumbre e inestabilidad de la economía mundial, las actividades económicas en Panamá han tendido a mantener un comportamiento estable, contrario a la experiencia del resto de los países de América Latina, en los cuales la tendencia al incremento de la desaceleración económica en promedio ha sido una constante.

Para el funcionario, esto se puede comprobar con la reciente publicación de la Cepal del Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe, en donde se puede observar que aun cuando se ajusta la estimación del crecimiento de Panamá de 5.4% a 5.2%, la apuesta al crecimiento estable y sostenido de nuestro país se mantiene, mientras que las estimaciones de crecimiento del promedio de América Latina y el Caribe muestran una profundización de la desaceleración en el 2016 al pasar de -0.8% a -1.1%.

Según el economista Adolfo Quintero, la desaceleración económica de Panamá se acaba en 2016.

De acuerdo con el experto, luego de cinco años de desaceleración económica, el 2017 registrará un mayor crecimiento económico. De acuerdo a sus cálculos, el PIB del país se expandiría 5.8% en 2016 y 7.2% en 2017.

Para el también catedrático, la tasa de crecimiento de Panamá se fundamenta en dos estructuras. La primera, el mercado externo, constituido por la vinculación de nuestra economía a la perspectiva del crecimiento del comercio mundial y la dinamización en el uso de las facilidades del Canal Ampliado, y las actividades propias del entorno al Canal, como puertos, telecomunicaciones, transporte y trasbordo de mercancías.