Temas Especiales

08 de May de 2021

Economía

La economía brasileña crece un 7,7 % en el tercer trimestre tras el desplome del segundo

El PIB de Brasil, pese a la fuerte recuperación del tercer trimestre, acumula en los nueve primeros meses del año una retracción del 5,0 % con respecto al mismo período de 2019

Brasil
Una mujer con mascarilla espera junto a tiendas cerradas por la pandemia. |Efe

La economía brasileña creció un 7,7 % en el tercer trimestre del año con respecto al segundo, su mayor salto histórico en el período y un rebote aún insuficiente para revertir la también caída récord del 9,6 % que sufrió entre abril y junio como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

El producto interior bruto (PIB) de Brasil, pese a la fuerte recuperación del tercer trimestre, acumula en los nueve primeros meses del año una retracción del 5,0 % con respecto al mismo período de 2019, según los datos divulgados este jueves por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La contracción económica en los últimos doce meses hasta septiembre (interanual) se ubicó en el 3,4 % frente al período comprendido entre octubre de 2018 y septiembre de 2019, agregó el organismo.

La sólida recuperación del tercer trimestre, provocada por la rápida retomada de las actividades paralizadas por las medidas de distanciamiento social para frenar el coronavirus, permitió a Brasil salir del estado de recesión técnica en que había caído en julio, cuando completó dos trimestres seguidos de crecimiento negativo.

El PIB de la mayor economía suramericana sufrió una retracción del 1,5 % en el primer trimestre de este año con respecto al inmediatamente anterior ya afectado por la pandemia, pero en el segundo trimestre, en el peor período de la crisis sanitaria, esa caída se acentuó hasta el 9,6 %, su mayor desplome histórico.

La fuerte subida del tercer trimestre fue posible tanto por la retomada de las actividades como por la baja base de comparación con el segundo trimestre, según los economistas, que no prevén un ritmo de recuperación tan rápido en los últimos tres meses del año.

Pese al rebote registrado frente al segundo trimestre, la economía registró en el tercer trimestre una contracción del 3,9 % en comparación con el mismo período del año pasado, su tercera caída consecutiva en esta comparación.

Sin embargo, la tasa de inversión en Brasil en el tercer trimestre se ubicó en el 16,2 %, con lo que recuperó el mismo nivel que tenía en el mismo período del año pasado (16,3 %).

PREVEN UNA RETRACCIÓN DEL 4,5 % EN 2020

La previsión tanto del Gobierno como de los economistas es que Brasil termine el año con una contracción económica de cerca del 4,5 %, un porcentaje muy inferior al de los pronósticos que llegaron a divulgar hace un par de meses los organismos multilaterales, que esperaban una caída del 9,0 % del PIB brasileño en este año.

La recuperación podrá consolidarse en 2021 para cuando se prevé un crecimiento económico del 3,0 % en caso de que la segunda ola de covid que Brasil comienza a registrar no obligue a Gobiernos regionales y municipales a restringir nuevamente las actividades económicas.

De acuerdo con el organismo de estadísticas, la recuperación económica en el tercer trimestre frente al segundo fue impulsada por la industria, cuya producción saltó un 14,8 %, y por los servicios, con un crecimiento del 6,3 %, ya que la agropecuaria, hasta ahora el único sector inmune a la pandemia, registró una contracción del 0,5 %.

En los nueve primeros meses del año, sin embargo, la industria acumula una retracción del 5,1 % y los servicios del 5,3 %, mientras que la agropecuaria acumula un crecimiento del 2,4 %.

En cuanto a la demanda, el fuerte crecimiento económico del tercer trimestre fue impulsado por el consumo de las familias, que subió un 7,6 % frente al segundo trimestre, mientras que el consumo del Gobierno solo subió un 3,5 %.

Los economistas, sin embargo, pronostican una desaceleración en el consumo de las familias en el último trimestre tras la decisión del Gobierno de comenzar a desmontar el programa por el que distribuyó subsidios a personas de bajos recursos, desempleados e informales para ayudarlos a paliar los efectos de la pandemia.

De confirmarse que la economía comenzó a recuperarse de la pandemia y que la retracción de 2020 se ubicará en el 4,5 % seguida por un crecimiento económico del 3,0 % en 2021, el coronavirus habrá interrumpido la gradual recuperación que venía registrando Brasil tras la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB se retrajo en cerca de 7 puntos porcentuales.

En 2017, la economía creció un 1,3 %, en 2018 un 1,8 % y en 2019 un 1,4 %, según los datos revisados divulgados igualmente este jueves por el IBGE.