20 de Oct de 2021

Economía

CSS confirma nueva adenda para terminar construcción de Ciudad de la Salud

Tras finiquitar la relación con la constructora FCC, las autoridades de la Caja de Seguro Social estiman que la obra podría alcanzar al menos un 30% más del precio original. El costo final se conocerá luego de una evaluación oficial.

CSS confirma nueva adenda para terminar construcción de Ciudad de la Salud
La Ciudad de la Salud empezó su construcción en abril de 2012 a un costo inicial de $587 millones.Daniel González | La Estrella de Panamá

El director de la Caja de Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés, confirmó este martes que para terminar la construcción de Ciudad de la Salud, la entidad tiene planteado incluir una nueva adenda al proyecto tras la salida de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

Esta sería la séptima adenda que se incluye en una obra que lleva paralizada más de cinco años, en medio de reclamos legales entre la CSS y la compañía de capital español.

Sobre el costo final de la obra, el funcionario señaló que aún no se tiene la cifra y que esta dependerá de una evaluación previa con peritos que incluirán a la Contraloría de la República. Con estos datos se tendrá el “precio de referencia para negociar”, apuntó Lau Cortés.

“La obra nos puede estar costando un 30% más del precio original, pero eso es una estimación que al tener más elementos de toma de decisiones será mucho más precisa (...) y comunicado a la población”, dijo el director de la CSS.

El Gobierno Nacional anunció el pasado martes 20 de julio el cierre de un “acuerdo transaccional” con FCC para finiquitar su participación en la construcción de Ciudad de la Salud, dando paso así a la entrada de un consorcio panameño para terminar el proyecto.

El funcionario aseguró que hasta la firma del acuerdo, el Estado habría desembolsado unos $339 millones, lo que representa el 62% del monto de la obra; un 72% de esto sería estructura.

En esta nueva adenda, Lau Cortés precisó que se tiene pensado añadir equipos médicos que inicialmente no estaban en el proyecto original.

“Lo que se diseñó hace diez años no es exactamente lo que se requiere hoy, porque el tiempo, la tecnología y las cosas han ido evolucionando. Este proyecto de ahora tiene cirugía robótica y, entre otras cosas, un centro de investigación (...) eso requiere una serie de equipos que no estaban contemplados en el contrato original, pero tienen que ser contemplados en la adenda”, señaló el director.

El director de la CSS adelantó, además, como fecha estimada para el posible retome de los trabajos, octubre de este año. Un proceso que se desarrollará bajo un calendario de cuatro fases y se espera culmine en marzo de 2024.

En cuanto a lo pactado con FCC se confirmó que la misma acordó apartarse del contrato.

De la misma forma, tanto la empresa como el Estado panameño deben retirarse del acuerdo arbitral ante la Cámara de Comercio Internacional (CCI). Con esto estarían “neutralizadas” las diferencias, afirmó Lau Cortés.

Igualmente, FFC se comprometió a fijar una fianza de cumplimiento de $140 millones hasta que sea reemplazada por una fianza total del proyecto por el consorcio nuevo.

También debe dejar una fianza de vicio oculto por $33,9 millones, que operará como garantía para la CSS en caso de que deba ser resarcida de encontrarse algún fallo en las obras que ellos indemnizaron hasta ese momento.

Dentro de lo negociado, FCC tiene que devolver $1,2 millones. Al respecto, Lau Cortés explicó que el Estado dio un adelanto por $38 millones, de esa cifra se fueron descontando las diferentes reclamaciones que tenía la constructora hasta quedar al final en $1,2 millones pactados.

La Ciudad de la Salud arrancó bajo la administración del entonces presidente Ricardo Martinelli (2009-2014) a un costo de $587 millones y planificado para entregarse en julio de 2015. Sin embargo, entrada la gestión del presidente Juan Carlos Varela (2014-2019) se presentaron denuncias de irregularidades en el proyecto, lo que se tradujo en retrasos y la paralización definitiva de las obras.

Finalmente las disputas entre la CSS y FCC terminaron en una demanda en la corte de arbitraje de la CCI, en la que la constructora reclamaba el pago de $65 millones más del precio original por los cinco años que estuvieron detenidos los trabajos.

El argumento de la empresa era una “permanencia extendida” en el proyecto, que iba desde el 15 de junio de 2015 hasta diciembre de 2019.

La aparición de la crisis por la covid-19 y los primeros contagios en Panamá a inicios de marzo de 2020 avivaron más las tensiones sobre el caso, dada la necesidad urgente de tener centros hospitalarios para atender a pacientes con SARS-CoV-2 ante el posible desbordamiento del sistema sanitario.

Como solución temporal frente a la emergencia sanitaria, FCC y la CSS acordaron habilitar una sala para pacientes con covid-19 en las instalaciones de Ciudad de la Salud.