Temas Especiales

25 de May de 2022

Economía

Gobierno solicitará formalmente a EE.UU. una revisión del TPC

El presidente Laurentino Cortizo aseguró que enviará una carta formal al Departamento de Agricultura estadounidense

Panamá va a pedir a EEUU 'revisar' tratado comercial bilateral
El presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), José Ramón De IcazaDaniel González | La Estrella de Panamá

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, no solo solicitará formalmente a Estados Unidos una revisión del tratado de promoción comercial (TPC), sino que espera que “nos podamos sentar como socios, frente a frente, a buscar una solución”.

El mandatario informó que se elabora una carta que será enviada al secretario del Departamento de Agricultura y al encargado de la Oficina de Comercio de Estados Unidos, en la que se solicita formalmente la revisión del TPC que mantienen ambos países y que fue firmado en 2007.

De esta manera reacciona el presidente a las inquietudes expresadas por los agricultores panameños, sobre las importaciones de productos del país estadounidense a Panamá como resultado del TPC.

Los empresarios también se manifestaron sobre esta realidad. “En caso de que Panamá no logre un acuerdo con Estados Unidos (EE.UU.) en el TPC, habría un impacto negativo en el sector primario (agrícola, pecuario, pesquero, forestal, etcétera), lo que sería muy grave porque el sector primario genera cerca de 300 mil empleos que podrían verse afectados por el desplazamiento de los productos panameños por productos importados”, así lo advirtió el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), José Ramón Icaza.

Panamá empezó el proceso de desgravación del TPC con EE.UU. tras las posibles afectaciones hacia algunos productos sensitivos, que tienen impacto en la economía nacional, como el arroz, los lácteos, carne de cerdo y aves, entre otros.

 Icaza señaló, durante la toma de posesión de la nueva junta directiva 2022-2024 del Centro Nacional de Competitividad, que el Gobierno debe encontrar un balance que permita coexistir a todos los sectores económicos del mercado para que de esa manera se logre el mejor valor para el consumidor, que es el pueblo panameño.

Como Cámara comentó que tienen un acercamiento continuo en el proceso de preparación de las empresas panameñas para la apertura del mercado, sobre todo del producto agropecuario, del cual si bien es cierto algunas se han preparado para la apertura de los renglones, otras no han tenido la misma capacidad por múltiples razones, entre ellas, la falta de confianza por administraciones anteriores en realizar inversiones de capital, capacitación de personal y aumento de productividad de las fincas.

Tomando en cuenta lo anterior, Icaza indicó que abogan porque se realice, a través de los gobiernos de Panamá y EE.UU., una asistencia técnica y un apoyo de todas las empresas para que puedan acelerar la implementación de nuevas técnicas que aumenten la productividad del país y pueda competir en aquellos productos sensitivos que se han identificado, como los porcicultores, avicultores y lácteos.

Igualmente resaltó que el mercado de EE.UU. no es el único donde Panamá puede exportar, ya que en la región se han detectado algunas oportunidades, sobre todo en aquellos destinos insulares del sector turismo donde no tienen la capacidad de producir los alimentos que consumen los turistas. Se podría abrir camino para que los panameños puedan exportar a esas regiones.

Sin embargo, Icaza aclaró que para que eso sea posible, Panamá debe hacer lo propio en inversión de infraestructura de transporte para colocar los productos a un precio competitivo.

¿Negociar con China?

Sobre la idea del Gobierno de crear lazos comerciales con China de darse una falta de acuerdo con EE.UU., el presidente de la Cciap consideró que un tratado comercial con China va a tener múltiples dificultades, porque aquellos productos que no se podrán colocar en el mercado de EE.UU. no entrarán con mayor facilidad en un mercado asiático, que va a velar por sus mejores intereses comerciales y de su producción con la salvaguarda necesaria como lo haría Panamá.

“El mercado asiático representa desafíos, sobre todo en los renglones donde tratamos de aumentar las capacidades y volumen de producción porque la distancia y el costo del flete y las cadenas de suministros tienen una incidencia en el costo final del producto", comentó Icaza.