‘Plan B’ para evitar el precipicio fiscal en EEUU

Actualizado
  • 19/12/2012 01:00
Creado
  • 19/12/2012 01:00
WASHINGTON. El líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo ayer que prepara una propuesta alterna en busca de evitar el ‘pr...

WASHINGTON. El líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo ayer que prepara una propuesta alterna en busca de evitar el ‘precipicio fiscal’, y criticó al presidente Barack Obama por no ofrecer todavía un paquete equilibrado entre aumento de los ingresos y reducción del gasto para reducir el déficit federal.

La medida de Boehner, llamada el ‘plan B’, cancelaría el aumento en los impuestos que entraría en vigencia el 1 de enero para todas las personas que devenguen un millón de dólares o menos. Permitiría que se incrementaran los impuestos a las personas que ganen más de esa cifra al año.

‘Sigo teniendo esperanza en que podamos llegar a un acuerdo más amplio con la Casa Blanca’, para evitar una oleada de alzas en los impuestos y recortes al gasto, que comenzaría en enero, dijo a la prensa el republicano Boehner.

Sin embargo, consideró que ‘el presidente no aparece’ todavía para ofrecer un paquete que equilibre el alza de los impuestos con la reducción de los egresos.

En una sesión a puerta cerrada, Boehner presentó su alternativa ante las bases republicanas, que reaccionaron con frialdad a cualquier plan que incluya un incremento en la tasa de impuestos. Los conservadores y los miembros del grupo derechista ‘tea party’ sugirieron que la idea estaba muerta y que Boehner carecía de los votos para impulsarla.

‘Creo que es una idea terrible’, sentenció el representante republicano Raúl Labrador. Cuando se le preguntó si había suficiente apoyo para la iniciativa entre sus correligionarios, Labrador respondió negativamente. Otro representante republicano, Jason Chaffetz, se mostró a favor de impedir el alza de impuestos para el mayor número posible de contribuyentes. Pero no manifestó su apoyo al plan de Boehner.

‘No vi lo suficiente para respaldar esto’, señaló. Jim Jordan, presidente saliente de la Comisión Republicana de Estudios en la Cámara de Representantes, mostró un entusiasmo casi inexistente por esta alternativa. ‘Seguro que no estoy haciendo piruetas de gusto por esto’, dijo.

En el Senado, el líder demócrata Harry Reid auguró que el plan de Boehner no pasará, e instó al dirigente de la cámara baja a buscar un acuerdo con el presidente.

Además de permitir un alza de los impuestos para quienes devengan al menos un millón de dólares, el plan de Boehner impediría una expansión del impuesto mínimo alternativo que, de otra forma, golpearía a 28 millones de estadounidenses de clase media y media-alta con un impuesto promedio de $3.700 sobre sus ingresos de 2012. El plan ampliaría también el impuesto actual máximo de 35% sobre las herencias, con exención para los primeros cinco millones de dólares.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus