Temas Especiales

25 de May de 2020

Internacional

Obama comienza segundo debate con Romney más decidido

El presidente Barack Obama comenzó el martes con un tono más decidido el segundo debate de la campaña presidencial, al atacar de inmedi...

El presidente Barack Obama comenzó el martes con un tono más decidido el segundo debate de la campaña presidencial, al atacar de inmediato al candidato republicano Mitt Romney por criticar el manejo de los demócratas en el rescate de la industria automotriz.

La percepción en el primer encuentro, hace dos semanas, fue que Obama perdió la oportunidad de ganar terreno frente a Romney. El republicano fue visto como el gran vencedor de ese encuentro.

Obama agregó que el plan de Romney es dejar que las compañías petroleras redacten las políticas energéticas.

En por lo menos dos ocasiones, Obama acusó a Romney de mentir. También se dirigió directamente a Romney, a diferencia de su primer debate en Denver, cuando Obama se ocupó principalmente de hablar con el moderador, mientras que Romney criticó al presidente.

La presión está sobre el presidente para que logre un desempeño balanceado en la segunda de las tres citas programadas antes de las elecciones del 6 de noviembre: Ni tan tranquilo como en el primero, ni muy agresivo, como calificaron algunos críticos al vicepresidente Joe Biden en su enfrentamiento con Paul Ryan.

Con la contienda extremadamente reñida y con poco tiempo para conseguir una ventaja importante, Obama intentará despegarse de su adversario en el debate de 90 minutos en la Universidad Hofstra, en Long Island, Nueva York.

Los candidatos responderán preguntas sobre política interna y política exterior de una audiencia de aproximadamente 80 votantes cuyo sufragio no está aún comprometido, un sector al que ambas campañas están cortejando frenéticamente cuando restan sólo tres semanas para el día de la elección.

El formato del debate, tipo reunión de concilio, resulta especialmente complicado para que Obama consiga el balance justo para presentarse fuerte ante Romney sin causar rechazo de la audiencia _y de decenas de millones de televidentes_ por ser demasiado negativo.

La importancia adosada a los debates de este año está reflejada en la significativa cantidad de tiempo que han dedicado ambos candidatos a prepararse.

Obama, a quien se le reprochó no estar bien preparado para el primer debate con Romney, estuvo mayormente fuera de la vista pública en los últimos tres días para asistir a un "campamento de debate" en un centro vacacional de Williamsburg, Virginia. Romney, claro ganador del primer asalto, ha dedicado gran parte de su tiempo en los últimos días a ensayar.