Temas Especiales

15 de Jan de 2021

América

Panamá, comprometido por un mundo libre de armas químicas

Ayer se celebró en La Haya la reunión del nuevo Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas

Ayer se celebró en La Haya la reunión del nuevo Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (2014-2016).

En el encuentro, participó el embajador de Panamá en los Países Bajos y representante de Latinoamérica ante el comité, José Manuel Terán Sittón.

Antes de iniciar su discurso, Terán felicitó al nuevo presidente del consejo, el embajador uruguayo Álvaro Moerzinger, y agradeció a la Conferencia de Estados Partes, especialmente, a los países miembros del Grupo Latinoamérica, ‘el honor que confieren a Panamá para representarles ante el Consejo’.

El panameño subrayó el compromiso por la paz mundial y por dejar un ‘legado histórico a las próximas generaciones para que puedan vivir en un mundo libre de armas químicas’.

También se mostró preocupado por el conflicto en Siria y espera que el gobierno de Bashar Al Assad cumpla su palabra en cuanto a la destrucción total de las armas químicas.

El diplomático se refirió a los recientes ataques en el norte de Siria, donde se usaron componentes químicos, algo que fue denunciado por la organización Human Rights Watch, el canciller francés, e incluso el mediador de la ONU, Lakdhar Brahimi, dimitió por su frustración ante ‘negociaciones políticas moribundas’.

Por último, el diplomático mencionó partes del discurso del presidente del comité noruego de los Premios Nobel, Thorbjørn Jagland, en el momento de otorgar el Nobel de la Paz a la organización, el año pasado. Según Jagland, ‘la paz necesita de instituciones que den pasos concretos para reducir el número de armas en el mundo’. En este sentido, Terán remarcó ‘los pasos concretos y muy positivos entre los Estados Unidos y Panamá, tendientes a la destrucción de las armas químicas abandonadas en nuestro territorio de la isla San José, en el Océano Pacífico’.