La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

América

Suman llamados a cese de la violencia en Nicaragua

Nicaragua atraviesa, desde hace más de dos meses, la crisis más sangrienta desde los años de 1980

Manifestantes antigubernamentales mantienen cerradas las calles en diferentes puntos del país.

La Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) instó ayer al Gobierno de Nicaragua a cesar la violencia contra la población, y a los jueces a llevar a cabo investigaciones sobre crímenes cometidos durante los más de dos meses de crisis sociopolítica.

EN CONTEXTO

Nicaragua vive más dos meses de protestas contra el Gobierno

ESTALLIDO

Las protestas estallaron cuando el Ejecutivo intentó aprobar una impopular reforma a la seguridad social, que devino en una manifestación que pedía la salida de Ortega.

DIÁLOGO

Con al menos 212 fallecidos y más de 2,000 heridos, se han abierto en dos ocasiones mesas de diálogo sin resultados. La última fue retomada el pasado lunes.

La FIO insta ‘al presidente de la República de Nicaragua a emitir de inmediato órdenes de cese de toda violencia injustificada contra la población', indica el documento distribuido este martes por la Defensoría de los Habitantes de Costa Rica, que forma parte de la FIO.

El pronunciamiento también llama a ‘los jueces y tribunales de la República de Nicaragua competentes por razón del lugar de comisión de los hechos presuntamente delictivos, a iniciar sin demora las investigaciones conducentes al esclarecimiento de los hechos, depuración de responsabilidades y reparación de las víctimas'.

Nicaragua atraviesa, desde hace más de dos meses, la crisis más sangrienta desde los años de 1980, también con Daniel Ortega como presidente, la cual deja hasta el momento un saldo de 221 muertos.

La FIO, que reúne a 21 Defensorías del Pueblo y más de 50 instituciones estatales, provinciales y municipales, recordó que ‘según el Estatuto de la Corte Penal Internacional constituyen crimen de lesa humanidad causar intencionadamente grandes sufrimientos o atentados graves contra la integridad física de las personas como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque'.