Panamá,25º

21 de Jan de 2020

América

Giammattei, el hombre fuerte de Guatemala

La ceremonia de investidura del nuevo mandatario se realizó este martes. A la cita acudió el jefe de estado panameño, Laurentino Cortizo, que fue recibido por el viceministro de Guatemala, Héctor Recinos

Este martes se llevó a cabo la ceremonia de transmisión de mando presidencial en Guatemala, una jornada en la que Alejandro Giammattei Falla asumió formalmente la jefatura del Estado.

Alejandro Giammattei
Alejandro Giammattei, presidente electo de Guatemala.EFE

A la cita acudió el mandatario panameño, Laurentino Cortizo, que fue recibido por el viceministro de Guatemala, Héctor Recinos.

Giammattei, de 63 años y médico cirujano retirado, juró el cargo por los próximos cuatro años, hasta el 14 de enero de 2024.

Por otra parte, un total de 160 diputados tomaron posesión de sus cargos este martes en el Congreso de Guatemala, durante la sesión solemne de investidura de las nuevas autoridades del Organismo Legislativo, en la que fue elegido como presidente el diputado oficialista Allan Rodríguez.

Con su mano derecha levantada dentro del hemiciclo parlamentario y observando al presidente de la legislatura anterior, Álvaro Arzú Escobar, los nuevos diputados juraron defender la Constitución y ocuparon sus butacas en un Parlamento en el que el partido opositor Unidad Nacional de la Esperanza es mayoría, con 52 escaños.

Tan solo 17 congresistas del partido que será oficialista, Vamos por una Guatemala Diferente (Vamos), integrarán la legislatura correspondiente al período 2020-2024, que ganó la presidencia del Congreso mediante Allan Rodríguez con 82 votos a favor.

Rodríguez será el presidente del Parlamento gracias a las alianzas con otros bloques minoritarios y disidentes de la oposición.

Vamos es la agrupación política del mandatario electo del país, Alejandro Giammattei Falla, quien fue investido este mismo martes.

La tercera fuerza dentro del Parlamento que inició sesiones ayer será la Unión del Cambio Nacional, con 12 integrantes, miembros de la organización política que fundó y lideró el expresidenciable Mario Estrada, detenido al inicio de la pasada campaña electoral, en abril de 2019, con cargos de conspiración para enviar drogas a Estados Unidos —delito por el que se declaró culpable— y conspiración para cometer crímenes violentos relacionados al narcotráfico.

El bloque Valor, de la también excandidata Zury Ríos, hija del fallecido dictador Efraín Ríos Montt, contará con nueve representantes, mientras que Bienestar Nacional y Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), tendrán ocho cada partido.

Siguen los partidos políticos Todos, Visión con Valores y Movimiento Semilla, con siete congresistas cada uno, mientras que Compromiso, Renovación y Orden y el partido Humanista, tendrán seis diputados.

El movimiento Winaq, fundado por la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, sumó cuatro escaños; mientras que Unionista, Prosperidad Ciudadana y Victoria consiguieron tres lugares; Avanzada Nacional, dos; y Podemos y Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), un legislador cada agrupación.

La toma de posesión de los diputados, entre los que destacan 110 congresistas nuevos y 50 reelectos, contó con la presencia en el palco de invitados del expresidente de Guatemala Alfonso Portillo (2000-2008).

El exmandatario intentó participar como candidato al Congreso con el partido Bienestar Nacional, pero su postulación fue negada por el Tribunal Supremo Electoral —por segunda elección consecutiva— por carecer del “principio de idoneidad”, tras haber sido condenado en cortes locales y estadounidenses por malversación de fondos.

La exesposa de Portillo, Evelyn Morataya, fue juramentada este martes como diputada.

También llegó a presenciar la sesión solemne el ombudsman nacional, Jordán Rodas, así como la activista Helen Mack, tía de la nueva legisladora Lucrecia Hernández Mack, del Movimiento Semilla.

Desde tempranas horas tres bloques legislativos se juntaron, cada uno por su cuenta, en distintos puntos del Centro Histórico de la capital guatemalteca, para caminar hacia el Palacio Legislativo acompañados de simpatizantes.

La indígena Vicenta Jerónimo, representante de MLP, aseguro que no será “una diputada más” y que ella es la “representante de los pueblos”, ante una multitud que coreaba detrás de sí “¡Una adentro, miles afuera!”.

De los 117 diputados salientes, al menos 12 que ya contaban con procesos de desafuero en curso podrán ser investigados sin reparo después de haber perdido la inmunidad al dejar su cargo.