Temas Especiales

29 de Jul de 2021

América

La ONU espera una tregua formal en Yemen a corto plazo

La coalición saudí anunció el pasado día 8 un alto el fuego unilateral de dos semanas tras el llamamiento de Naciones Unidas a una tregua global por el coronavirus

El enviado especial de las Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths.
El enviado especial de las Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths.EFE

Tras el alto el fuego unilateral de la coalición liderada por Arabia Saudí, la ONU espera que a corto plazo se logre en Yemen una tregua formal acordada por los dos bandos, según dijo este jueves su enviado para el conflicto, Martin Griffiths.

El diplomático británico, que informó por videoconferencia al Consejo de Seguridad de los últimos acontecimientos, explicó que está trabajando con las dos partes en una propuesta de cese las hostilidades y en otra sobre medidas humanitarias y económicas.

Entre ellas, avanzó, podría haber liberaciones de prisioneros, la apertura del aeropuerto de Saná y de carreteras, y la entrada en el puerto de Al Hudeida de barcos con materiales básicos.

"Durante las últimas dos semanas he estado en negociaciones constantes con las partes en los textos de estos acuerdos. Esperamos que los acuerden y adopten formalmente en el futuro inmediato", dijo Griffiths.

La coalición saudí anunció el pasado día 8 un alto el fuego unilateral de dos semanas tras el llamamiento de Naciones Unidas a una tregua global por el coronavirus.

Mientras tanto, los combates continúan en varios frentes, explicó el enviado de la ONU, que consideró probable que la lucha se mantenga hasta que haya un acuerdo final sobre la tregua que impulsa la organización.

El conflicto armado comenzó en 2014, cuando los rebeldes hutíes se alzaron en armas contra el Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y tomaron la capital, Saná. En marzo de 2015 la coalición liderada por Arabia Saudí inició su intervención militar en apoyo de Hadi haciendo que la violencia se recrudeciera y la guerra tomara una dimensión regional.

El conflicto ha desencadenado una de las peores crisis humanitarias del mundo y ha degradado la ya de por sí limitada infraestructura sanitaria del país, lo que convierte a Yemen en lugar de alto riesgo para la expansión de la COVID-19, según destacó este jueves el jefe humanitario de la ONU, Martin Lowcock.